IMSS EN LA INSENSIBILIDAD

FOTO: esimagen / Jafet Moz

El edificio del Centro Internacional de Medicina (Cima), que se ubica en la Reserva Atlixcáyotl en el municipio de San Andrés Cholula, será demolido debido a que presenta daños en su estructura, derivado del terremoto que azotó a Puebla el pasado 19 de septiembre de 2017.

Esta es una pésima noticia que se une a una estela de calamidades iniciadas con el movimiento telúrico, que dejó en calidad de inservible el Hospital de Traumatología y Ortopedia de San Alejandro, obligando al traslado de personal, equipo y pacientes a otros nosocomios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), principalmente el ubicado en la Unidad Habitacional La Margarita.

Desde ese momento, las autoridades de la institución, afirmaron que de inmediato se edificaría un nuevo hospital para reemplazar el perddido, pero han pasado casi dos años y los avances son nulos.


El hacinamiento, incomididad y hasta insalubridad que tienen que padecer los enfermos por esta negligencia del IMSS es injustificable y pinta de cuerpo entero a las anteriores gestiones y a la actual, pues su insensibilidad es más que evidente.

No hay en este momento visos de que la situación pueda solucionarse y eso pone en entredicho la vocación de servicio que dicen tener los directivos del IMSS que se jactan de ser parte de la Cuarta Transformación.

Parece que nadie en el sector salud tiene pensado voltear a Puebla para resolver el problema que entrraña un nuevo hospital, el cual debe servir, como lo hacía el siniestrado, no solo para atender a la población de esta entidad sino de otras localidades como Oaxaca y Guerrero.