Puebla, cuarto lugar nacional en impunidad en homicidios: IGI–Mex 2018

En su intervención, Derbez dijo que las cifras de este año no solo confirmaron los resultados presentados por la versión publicada en 2016, sino que además muestran que, al hacer caso omiso de nuestras recomendaciones, las autoridades permitieron que el nivel de impunidad estatal aumentara en todo el país ■ Foto Yadira Llaven

De acuerdo con el Índice Global de Impunidad IGI-México 2018, en el estado de Puebla no se castiga el homicidio, solo 5.21 presuntos delincuentes son encarcelados por cada 100 casos, lo cual ubica a la entidad en el cuarto lugar a nivel nacional en el rubro de impunidad en homicidios.

A la par, Puebla también ocupa el cuarto lugar en el país por el menor número de agencias del Ministerio Público, al registrar 1.73 por cada 100 mil habitantes.

Y el noveno lugar en México por “un grado de impunidad y desconfianza muy alto” de los ciudadanos hacia las instituciones de seguridad y justicia, con un puntaje de 75.59.


Los 10 estados que encabezan la lista de las entidades con mayor nivel de impunidad con respecto al homicidio en México son por orden: Tamaulipas (0.15), Tabasco (2.24),  Michoacán (4.64),  Puebla (5.21), Guerrero (5.39),  Tlaxcala (5.56), Quintana Roo (7.81), Sinaloa (8.28), Oaxaca (8.94), y  Morelos (9.90).

A nivel nacional, el porcentaje de encarcelados por homicidio en averiguaciones previas bajó de 27.5 por ciento a 17.09 por ciento.

El organismo refirió que “la disminución de casi diez puntos porcentuales de este indicador es resultado de los problemas estructurales de las instituciones de seguridad y justicia a nivel estatal, las entidades no tienen agencias de investigación profesionales, independientes y con capacidades suficientes para atender el delito de homicidio”.

Mientras que los estados con el menor número de agencias del Ministerio Público por cada cien mil habitantes son: Estado de México (1.01); Tlaxcala (1.25); Yucatán (1.27); Puebla (1.73); y Baja California (1.98).

El estudio estuvo a cargo del Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) no solo confirma los resultados presentados por la versión publicada en 2016,  y muestra que, al hacer caso omiso de nuestras recomendaciones, las autoridades permi­tieron que el nivel de impunidad estatal aumentara en –prácticamente– todo el país.

La estadística reveló que el funcionamiento de la estructura del sistema de seguridad en Puebla cayó de 56.97 a 67.7; mientras la estructura de seguridad perdió 14 puntos, al pasar de 44.76 a 58.64.

IGI-Mex 2018 también informó que la entidad poblana hay 1.5 jueces por cada 100 mil habitantes, que contrasta con la media nacional de cuatro jueces, y de 16 a nivel global.

Refirió que en los últimos dos años la impunidad empeoró en el país, debido a la entrada en vigor del sistema penal acusatorio que se refleja en la saturación en la carga de trabajo que comienza a colapsar en algunos estados, a falta de personal.

En ese sentido, es el Estado de México quien lidera la lista de entidades con el mayor puntaje en impunidad y desconfianza, con 80.06 puntos.

Le sigue Tamaulipas, con 78.88; Baja California, 78.08; Coahuila con 77.88; Quintana Roo, 77.33; Guerrero, con 76.08; Aguascalientes, 75.85; Veracruz, con 75.62; Puebla, 75.59; y Oaxaca con 75.12.

Asimismo, IGI-Mex reveló que el país en materia de estado de fuerza tiene 120 mil policías, cuando se estima debiera tener al menos 235 mil 944 agentes estatales. Esto significa un rezago cercano al 200 por ciento.

Ante tal panorama, refirió que el próximo Presidente de México no puede darse el lujo de reproducir estrategias de combate a la inseguridad y corrupción, con las herramientas utilizadas por la actual administración.

El organismo sugirió que tampoco sería aceptable que impulse acciones “cosméticas” sin hacer caso a la realidad que el Índice presenta.

De acuerdo con los resultados del IGI-Mex, Puebla se ubica en el grupo 3 de Impunidad alta, el cual se encuentra en torno al promedio nacional. Las dimensiones y subdimensiones que componen al índice muestran un comportamiento cercano a la media nacional.

Puebla registra una “cifra negra” de 93.2 por ciento, lo que representa una cantidad de delitos no registrados oficialmente. Este dato es ligeramente mayor al registro promedio nacional de delitos no denunciados.

Puebla inició su transición al Sistema Penal Acusatorio en 2013, y actualmente opera de manera parcial dentro del territorio estatal.

Con cifras del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario

Estatales, los cinco delitos del fuero común más recurrentes son: Lesiones, Amenazas, Robo a transeúnte en vía pública, Daño a la propiedad, y Violencia familiar.

Puebla en rezago de jueces, agentes ministeriales y personal en la procuración de justicia

En materia de capital humano en el sistema de impartición de justicia, Puebla tiene un serio rezago en materia de magistrados y jueces por cada 100 mil habitantes.

La entidad cuenta solamente 1.5 con jueces, mientras que la media nacional es de 3.5.

Esta misma realidad se ve reflejada con el número de secretarios en tribunales superiores de justicia que en el estado solamente se cuenta con 6.4 por cada 100 mil habitantes, en tanto el promedio nacional es de 11.9.

Por otro lado, en lo que respecta a la estructura del sistema de seguridad, se encontró que Puebla contaba con un personal en procuradurías de justicia de 39.3 personas por cada 100 mil habitantes, número por debajo del promedio nacional de 75.7.

Puebla también presenta un rezago en infraestructura y personal para la procuración de justicia, específicamente en Agencias del Ministerio Público, ya que la entidad contaba en 2013 con 1.7 agencias por cada 100 mil habitantes, comparado con la media nacional de 3.4.

Además por cada mil delitos registrados en procuradurías y fiscalías, solo hay tres agentes del Ministerio Público procesando y determinado las averiguaciones previas y carpetas de investigación.

El estado también presenta un rezago con respecto al resto del país en materia de encarcelamiento por robo y homicidio, siendo el promedio nacional para el primer delito de 10.3 y en el estado de 3.7.

Para el caso del delito de homicidio entre averiguaciones previas iniciadas la estadística nacional es de 27.5 y en Puebla es de tan solo 11.4. Esta situación puede estar correlacionada con el serio problema estructural que tiene el Poder Judicial en la entidad.

Al final, hubo resultados positivos, pero marginales contra la impunidad en Puebla y otras entidades del país.

Los estados que hicieron el esfuerzo de aumentar el número de peritos del Ministerio Público para atender su incidencia delictiva (peritos por mil delitos registrados) son los siguientes: Baja California Sur (3.01 a 3.96), Chihuahua (0.07 a 4.65), Ciudad de México (0.98 a 2.63), Puebla (0.6 a 2.27), Sinaloa (0.31 a 3.16), Sonora (0.12 a 2.86), Veracruz (0.68 a 5.45) y Zacatecas (3.89 a 5.33).