Iglesia rivaliza con poder político: Luis Miguel Barbosa

Iglesia rivaliza con poder político

El senador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que las movilizaciones realizadas en diversas ciudades del país para rechazar los matrimonios igualitarios respondieron a los intereses de la jerarquía eclesiástica, la cual pretende “rivalizar” con el poder político.

 

Asimismo, lamentó la actuación de los líderes religiosos que estuvieron detrás de las concentraciones, pues recordó que “en México existe una clara separación entre los asuntos eclesiásticos y los del Estado” por lo que “debe evitarse las injerencias dogmáticas”.


 

El Estado tiene la obligación de proteger a la sociedad de los dogmatismos religiosos y de respetar la libertad de creencias, porque se trata también de un derecho fundamental, expuso.

 

El legislador poblano, quien coordina a la bancada del sol azteca en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, hizo un llamado a la sociedad “a no caer en provocaciones ni en posiciones que puedan dividir a los mexicanos”.

 

“Hago un llamado a la tolerancia”, manifestó el representante popular, quien defiende en el Senado la aprobación de una reforma que lleve a la práctica la determinación tomada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de que las entidades federativas del país reconozcan la unión entre personas del mismo sexo.

La marcha contra las bodas gay se llevó a cabo en 26 estados del país según diarios nacionales. En Puebla capital destacó la presencia de arzobispo Víctor Sánchez Espinosa en el contingente.

 

En ese contexto, Luis Miguel Barbosa manifestó que la lucha por el Estado laico continúa en la defensa de las libertades, en el carácter de la educación que imparte el Estado y en la participación de la Iglesia en la política.

 

De paso, indicó que la tolerancia es un valor de la democracia y una característica fundamental del Estado laico. “Tolerar significa el respeto a las ideas, a las creencias o a las prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias”.

 

Por ello, insistió el coordinador parlamentario, en el marco de estas marchas “hago un llamado a la tolerancia a quienes asistieron, a no caer en las provocaciones, en los dogmatismos, en las posturas irreductibles que nos dividen y confrontan”.