El IEE emprendió una guerra fiscal en contra de Morena: Biestro

Los consejeros del Instituto Electoral del Estado (IEE) se comportan como serviles escuderos del morenovallismo, pues de manera recurrente han acosado a Morena, acusó Gabriel Biestro Medinilla, dirigente de este partido en Puebla.

Lo anterior después de que a este instituto político se le ordenó devolver 1.1 millones de pesos de prerrogativas, mientras que el monto asignado para campaña en el 2018 será de apenas 2 millones de pesos.

“Han hecho contra nosotros toda una guerra fiscal y toda una guerra económica, pero seguimos creciendo y no nos hemos detenido. Están buscando por todos los medios, inclusive por la mentira, porque el recurso ya lo habían descontado de la cuenta nacional cuando ya estaban todavía hablando, apurándose a decir que nos iban a embargar”.


Biestro pidió al órgano electoral comportarse como árbitro y no como esbirros del poder, ya que es evidente que ha emprendido una guerra desde que Morena obtuvo el registro estatal como partido.

“Por eso hago un llamado a que de verdad tengan dignidad, se porten con dignidad y no como tristes esbirros del morenovallismo”.

El dirigente estatal aseguró que desde la semana pasada, la dirigencia nacional les confirmó que el recurso ya les había sido descontado,

“Es realmente una estupidez, es dinero que nosotros ya comprobamos, es dinero que nos dio el instituto y hacer un embargo. Se supone que los bienes de un partido son bienes del pueblo, de la ciudadanía y se supone que el instituto, que es ciudadano, supuestamente, va a hacer un embargo de algo de los ciudadanos para los ciudadanos; es inconcebible”.

En torno a los 2 millones de pesos con los que contarán para hacer campaña, dijo que se ajustarán a ese monto, sin violar la ley, ya que Morena no es un partido que le apueste a regalar artículos, sino a una labor de convencimiento.

Gabriel Biestro, en otro tema, agregó que sigue en pie la alianza con el Partido Encuentro Social (PES) en Puebla, además de que ya tuvieron acercamientos en Puebla con el Partido del Trabajo.

“Lo dijo Andrés Manuel López Obrador, la cuestión de los derechos no está a discusión, los derechos no están a debate. El punto es aquí es que si el PES y el PT entienden y comparten nuestro proyecto de trabajo, nuestro proyecto de gobierno y se suman a él, son bienvenidos”.

Defendió la incorporación de ambos partidos, argumentando que no es oportunismo político sino una suma para el proyecto de AMLO.