Huachicoleros paran obra del gobierno para forzar compra de gasolina robada: Soto

Huachicoleros paran obra del gobierno para forzar compra de gasolina robada: Soto.

El diputado Leobardo Soto Martínez denunció que bandas dedicadas al robo de combustible tienen amenazados a conductores de transporte de carga de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) para obligarlos a comprar gasolina robada, por lo que se encuentra detenida la construcción del tramo carretero Cuapiaxtla–Cuacnopalan en la que participan.

Reveló que las presiones iniciaron el martes pasado a través de “agitadores” del municipio de Soltepec vinculados a los conocidos huachicoleros, quienes pararon la obra con el fin de presionar a los participantes en el proyecto.

“Quieren intervenir para obligar a las empresas y a los sindicatos a comprar el combustible robado”, enfatizó el militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y líder de la CTM en Puebla.


En entrevista con los medios de comunicación, afirmó que entre los enviados de los chupaductos se encuentran menores de edad y todos reciben una paga por realizar ese tipo de gestiones.

Aseguró que la red delincuencial se extiende a los municipios vecinos de Quecholac, Ciudad Serdán y Palmar de Bravo, en donde “hay líderes que han querido quedarse con la obra”.

La carretera Cuapiaxtla–Cuacnopalan se proyectó con una extensión de 66.6 kilómetros. Forma parte de las obras que se detonaron a raíz de la instalación de la armadora Audi y la construcción de Ciudad Modelo para vincular esa zona con el golfo de México y la región norte del estado.

Demanda Soto más seguridad en la zona Audi

Leobardo Soto denunció un aumento generalizado de la inseguridad en la zona Audi el 22 de febrero pasado, a través de un punto de acuerdo que subió a discusión del Congreso de Puebla.

En el documento convocó a la Fiscalía General del Estado (FGE), que encabeza Víctor Antonio Carrancá Bourget, a redoblar esfuerzos para la investigación de delitos en la región.

“Aquí lo importante es que se garantice la seguridad a todos y no estemos esperando a que secuestren a un alto funcionario o a un empresario de Audi para ponerse las pilas”, manifestó esa ocasión.

Las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) dieron la razón a Soto, pues exhiben un aumento de 260 por ciento en la incidencia delictiva en los últimos seis años, teniendo como punto de partida 2012, año en el que se anunció el arribo de la armadora alemana de vehículos de lujo.

El 24 de febrero La Jornada de Oriente informó que el SNSP reportó las primeras denuncias de secuestro y extorsión en 2013, a lo que se sumó un aumento en los homicidios culposos y dolosos, así como un alza en el robo de vehículos que se acentuó el año pasado al multiplicarse por 13 en comparación con 2011.