Hoy asamblea sindical urgente para frenar ola de votos a favor de Morena de los burócratas estatales

Si algo causó nerviosismo, mucho enojo, tensión y fuertes reclamos en el cuartel electoral del morenovallismo es que una serie de sondeos arrojaron que miles de burócratas estatales y sus “promovidos”, es decir las personas que se comprometieron convencer de votar por PAN, en realidad están dentro del índice de preferencias hacia Morena. Por esa razón, para este día –por la tarde– se ha convocado a una asamblea general del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla y Organismos Descentralizados para ofrecer a los agremiados una serie de beneficios económicos y laborales para intentar frenar una ola de rebelión y revancha contra el panismo.

Mediante la circular número 3, el sindicato de burócratas ha llamado a la segunda asamblea general del presente año, a las 17 horas, en la sede oficial ubicada en la Calzada Unidad Deportiva 2420, fraccionamiento Maravillas. Se dice –según las fuentes consultadas– que habrá dos aspectos fundamentales a tratar:

Primero: regresarles la revisión salarial y contractual anual a los burócratas –actualmente es cada dos años–, acompañada de una serie de ofrecimientos de bonos, premios laborales y mejoras a las prestaciones.


Segundo: hacerles un reclamo –según cuentan fuentes bien informadas y pertenecientes al gremio en cuestión– de que no están siendo leales con la parte patronal, o mejor dicho con el morenovallismo, al no estar cumpliendo con inducir el voto a favor de la coalición “Por Puebla al Frente”, en el caso de la contienda por la gubernatura.

El llamado a esta asamblea fue para los siguientes actores, se lee al principio de la “circular 3: “Delegados, subdelegados y todo el personal con categoría de base de las diferentes unidades administrativas de los poderes del estado y directores de los organismos públicos descentralizados del gobierno del estado”. Dicho de otra manera, a la reunión de hoy va toda la estructura de burócratas.

Se fueron al lado contrario

Durante los gobiernos del PRI era una costumbre poner a cada uno de los burócratas estatales y del ayuntamiento de Puebla entregar una lista de 10 “promovidos”, es decir personas que se comprometían inducirlos a sufragar por el tricolor. En realidad era una medida de presión psicológica, porque nadie verificaba el cumplimiento de esa manipulación laboral.

Ahora con el morenovallismo, a los mismos trabajadores les han exigido presentar listas de “15 promovidos” a favor del PAN, pero acompañados de las copias de credencial de elector, dirección y otros datos de las personas incluidas en esa práctica.

La gran diferencia entre los gobiernos del PRI y el morenovallismo, es que ahora sí se levantaron sondeos para conocer la intención del voto de los burócratas y de miles de sus “promovidos”, dando por resultado que la mayoría no quiere sufragar por el PAN, y si lo harían por el tricolor, en menor medida, y por Morena, en el grueso de los casos.

Para intentar frenar esta ola de “voto de castigo”, lo que se buscará hoy en la tarde es convencer a los burócratas de apoyar al PAN mediante el sistema de eliminar los agravios provocados por Rafael Moreno Valle Rosas.

Me explico: cuando Moreno Valle fue gobernador de Puebla dio un trato represivo a los burócratas, a quienes les debilitó su sindicato, les negó el derecho de elegir libremente a sus líderes gremiales y les quitó las revisiones salariales y contractuales anuales, para establecer que debían ser cada dos años. Fue un modo de limitar otorgamientos de alzas salariales y mejoras de prestaciones laborales.

Hoy a los burócratas les ofrecerán regresarles algo de lo que les quitó arbitrariamente Moreno Valle, para evitar que en las urnas se desquiten del morenovallismo