Hoy aprueban reforma panista contra pintas; las sanciones serán “más suaves”: PRI

Por segunda ocasión los diputados del Congreso del estado suspendieron la mesa de trabajo donde se analizaría la iniciativa de reforma panista que pretende agravar las sanciones contra las pintas, pero acordaron dictaminar la propuesta mañana, cuando todos los reflectores estarán puestos en la glosa del cuarto informe de gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas.

El proyecto original sugiere definir como delito grave la alteración y daño a la infraestructura urbana, que además sería sancionado hasta con 12 años de prisión; incrementa la condena mínima contra grafitis a un año de cárcel y elimina la posibilidad que existe actualmente de sustituir la pena corporal por trabajo comunitario.

El coordinador de la bancada priista, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, aseguró que ya existe un acuerdo interno para que las pintas “tengan un tratamiento mucho más suave”, aunque dijo que aún no se define la sanción que les correspondería.


La semana pasada el autor del proyecto, el diputado del PAN Eukid Castañón Herrera, garantizó que la propuesta será modificada para que respete el principio constitucional de proporción de la pena y dio marcha atrás a su intención de derogar las disposiciones vigentes que facilitan la permuta de cárcel por servicios a favor de la sociedad.

En entrevista puntualizó que las sanciones diferenciarán entre grafiti y vandalismo, así como el tipo de inmueble que se afecte, pero al cuestionarle si se suprimirá el apartado de la iniciativa que etiqueta el delito como grave, el legislador dijo que el tema se sigue analizando.

Si la alteración, deterioro y daño de la infraestructura urbana se tipifica como grave, aplicaría la detención preventiva y el internamiento incluso para menores de edad, además de que no habría posibilidad de que los adultos que incurran en esa falta salgan de prisión bajo fianza.

 

¿Y la libertad de expresión?

 

La iniciativa, que reforma el Código en Materia de Defensa Social, el Código Penal del estado y el Código de Procedimientos Penales, se presentó al pleno del Congreso el 4 de febrero y tres semanas después solo ha sido revisada una vez dentro de las comisiones unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración de Justicia.

Castañón se dijo abierto a corregir el proyecto, luego de que defensores de derechos humanos y actores políticos del estado tacharon de excesivas las sanciones propuestas e identificaron en las nuevas disposiciones la intención de inhibir la pinta de consignas contra el gobierno estatal.

El diputado panista, que preside la Comisión de Gobernación y formó parte del gabinete estatal como secretario de la Contraloría, rechazó que su propuesta tenga el objetivo de impedir la libertad de expresión al aclarar que su único fin es “fortalecer los instrumentos jurídicos para que tengamos una ciudad adecuada, cuidada y que represente lo que está pasando en Puebla”.