El Hospital del Norte debe ser evacuado, el riesgo de explosión está vigente, advierte el Cupreder

Foto: José Castañares

El Hospital general de Norte debe ser evacuado y las personas que  no han salido de la zona de riesgo deben hacerlo, recomendó el Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder) de la Universidad Autónoma de Puebla advirtiendo que, más allá de que el sellado que Pemex hizo a la toma clandestina de gas halla sido bien hecha o no, el riesgo de explosividad prevalece.

Alejandra López, investigadora del organismo universitario explicó que el combustible puede haberse acumulado a ras de suelo, en sitios como drenajes, alcantarillas u otros y que eso evidentemente supone un alto peligro de conflagración, por lo que sugirió a las personas que han sido evacuadas no retornar a sus hogares.

Agregó que es importante que se hagan las mediciones pertinentes con instrumentos especializados para conocer con precisión el grado de explosividad que aún hay en la zona y dijo que expertos de todo el país están dispuestos a colaborar en el análisis de la situación de riesgo.


Consideró que en estos momentos hay muchos elementos que podrían detonar una explosión, por ejemplo, el choque de metales, la catalización de la luz solar a través de algún vidrió que estuviera a la intemperie o la simple fricción de ropa hecha con nylon, por lo que instó a los vecinos a alejarse del sitio.

La académica fue vehemente en señalar que la gente no debe retornar  a sus hogares hasta que se tenga completa certidumbre de que no hay riesgo de explosión.

Sobre la negativa de algunos vecinos para abandonar sus viviendas ante el temor de que ladrones o la propia fuerza pública pudiera robarles, López dijo entender ese temor porque en situaciones similares ese tipo de acciones han sucedido, pero dejó claro que en este momento la vida es más importante que cualquier bien material.