Puebla, sexta entidad en crecimiento con homicidios dolosos

Homicidios a la alza en Puebla

Entre enero y agosto de este año Puebla registra una tasa de crecimiento en el número víctimas de homicidios dolosos mayor que la de Veracruz, Guerrero o Tamaulipas, tres de los estados en donde el crimen organizado mantiene bajo acecho esos estados. De hecho, de acuerdo con los datos más reciente del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Puebla es la sexta entidad con el mayor crecimiento en el número de víctimas de homicidio doloso desde 2014, año en el que el organismo federal empezó a contabilizar el número de personas asesinadas.

Los datos oficiales revelan que en los últimos dos años de la administración del panista Moreno Valle se ha incrementado sensiblemente el número de víctimas de homicidio al pasar de 210 a 491 casos, datos que coinciden con el repunte en delitos vinculados con el crimen organizado como el robo de combustible en la entidad.

Un delito que de acuerdo con datos reportados por Petróleos Mexicanos (Pemex) a esta casa editorial tuvo un alza de más del mil 500 por ciento en lo que va del sexenio. Y lejos de de remitir en 2016 el robo de combustible continúa al alza, de acuerdo con datos publicados por el diario El Sol de Puebla, al corte de julio de este año se habían contabilizado un total de 723 tomas clandestinas, 102 menos que las 825 que se contabilizaron durante todo 2015.


Las cifras ubican a Puebla como la entidad con el mayor número de tomas clandestinas detectadas en todo el país, superando a entidades como Guanajuato y Tamaulipas, estados en donde este tipo de delito tuvo la mayor incidencia hasta mediados de 2015.

 Ejecuciones por todo lados

De acuerdo con el análisis de la empresa Latia Consultores –un thing tank especializado en temas de seguridad pública y crimen organizado– y que se publica en el sitio semáforo delictivo que dirige Santiago Roel, en Puebla se han contabilizado 275 ejecuciones hasta agosto de este año, lo que significa que 56 por ciento de las víctimas de homicidios dolosos en Puebla han muerto a manos del crimen organizado. Una cifra que para el mes de agosto llegó a 78 por ciento, superando la media nacional que se ubicó en el 59 por ciento para ese periodo.

Y los ejemplos han llenado las páginas de los diarios, como sucedió el pasado 16 de agosto cuando la revista proceso dio a conocer el hallazgo de tres cuerpos en el ejido de Tula del municipio de Tehuacán, “con un mensaje escrito con navaja en sus espaldas(…) de acuerdo con los primeros reportes, los cuerpos presentaban el tiro de gracia y huellas de tortura”.

En la misma nota se informa que una semana antes “fueron localizados tres cuerpos descuartizados y decapitados en los límites entre Puebla y Veracruz, en el tramo carretero Tepeyahualco–Garitas, que igual tenían un mensaje escrito en cartulina”.

 Crecimiento de 133 por ciento desde 2014 en homicidios

Los datos oficiales revelan que entre 2014 y 2016, en el periodo enero–agosto, Puebla tuvo un incremento en el número de víctimas de 133 por ciento, solo superado en el escenario nacional por Colima, Hidalgo, Zacatecas, San Luis Potosí y Baja California Sur, entidades que registran tasas de crecimiento de entre 690 y 210 por ciento.

En ese comparativo Puebla y el resto de las entidades citadas superan a Veracruz, Guerrero y Tamaulipas, en esta última entidad las cifras incluso muestran una disminución de 20 por ciento con respecto a los datos registrados en el 2014.