Héctor Jiménez, la principal apuesta de Morena para la gubernatura interina

La principal apuesta de Morena para ocupar la gubernatura interina de Puebla es Héctor Jiménez y Meneses, actual diputado federal que podría lograr el respaldo del PRI durante la votación de las propuestas en el Congreso de Puebla, según fuentes del instituto político de izquierda.

Héctor Jiménez militó durante cuatro décadas en el Revolucionario Institucional y encabezó la extinta Secretaría de Gobernación del estado, hoy Secretaría General de Gobierno, en el sexenio de Melquiades Morales Flores.

Renunció a su militancia tricolor en febrero de 2018 para ser candidato de Morena a diputado federal por el distrito 13 que tiene su cabecera en el municipio de Atlixco, pero mantiene buena relación con los liderazgos priistas, lo que podría ayudarle a conseguir votos dentro del PAN, de acuerdo con la fuente consultada.


El Congreso local se encuentra en vísperas de elegir gobernador interino por la muerte de la titular del Poder Ejecutivo, Martha Érika Alonso Hidalgo, en un accidente aéreo el 24 de diciembre pasado.

Morena trabaja en alcanzar un acuerdo de unidad con el resto de las bancadas, aunque el artículo 188 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo local determina que el nombramiento podría aprobarse con el voto de la mitad más uno de los diputados presentes en la sesión, número que reúne el partido lopezobradorista con sus fracciones aliadas del PT y el PES, al sumar 22 representantes populares.

Jiménez, Biestro y Alonso, la terna

Héctor Jiménez forma parte de una terna integrada por un sector del grupo parlamentario de Morena, en la que también figura el coordinador de esa bancada, Gabriel Biestro Medinilla, y el diputado Héctor Alonso Granados.

Morena ve en Alonso Granados al segundo perfil con más posibilidades de lograr un acuerdo con otras expresiones, porque antes de incorporarse a Regeneración Nacional fue cercano al ex gobernador Rafael Moreno Valle, esposo de Martha Érika Alonso que también falleció en el accidente aéreo del 24 de diciembre.

En tanto, Gabriel Biestro ha encabezado diversos episodios de confrontación con el PAN por las iniciativas que ha presentado ante el pleno en los últimos tres meses contra acciones de gobierno de Moreno Valle, entre éstas la privatización del agua en el municipio de Puebla.

Agradecido con el PRI

Cuando Héctor Jiménez anunció su dimisión al periódico El Sol de Puebla, aclaró que se iba del PRI agradecido por el respaldo que le brindó no sólo a nivel local, sino también a nivel federal.

El hoy diputado federal de Morena fungió como delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de 1979 a 1981, en los estados de Zacatecas y Puebla, durante el gobierno del ex presidente del país José López Portillo.

“En el PRI dejo muchos amigos. Y muchos de ellos (me) desearon suerte en esta nueva etapa. El PRI permitió, a base de esfuerzo y trabajo, obtener cosas como una notaría o cumplir funciones como secretario de Estado”, manifestó en entrevista publicada el 27 de febrero pasado.

Explicó que renunció a su militancia porque “quería seguir en la política”, pero PRI ya no lo tomaba en cuenta.