Menor mata a golpes a niño de 7 años en primaria de Atzizihuacan

FOTO: esimagen / Andree Jiménez

A un mes del fallecimiento del niño Héctor Ánimas Marín, de 7 años de edad, debido a los golpes que le propinó otro compañero de salón de la escuela Primaria Oficial “Benito Juárez”, del municipio de Atzizihuacán, padres del menor exigieron justicia al gobierno del estado y acusaron a los maestros de encubrir el homicidio de su hijo.

En rueda de prensa, José Ánimas y María Guadalupe Marín Domínguez, padres jóvenes de la víctima, informaron que levantaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Denunciaron a los maestros y a la SEP de encubrir al presunto responsable de la agresión, al omitir información vital al paramédico que brindó los primeros auxilios al pequeño Héctor.


Los agraviados exigieron a la Fiscalía de Puebla proceda a realizar las investigaciones correspondientes y deslinde responsabilidades, pues a poco más de un mes del hecho no han recibido respuesta de las autoridades.

El pasado 20 de julio, los padres de Héctor informaron que los maestros le entregaron a su hijo y solo mencionaron que había chocado accidentalmente contra uno de sus compañeros; sin embargo, otros menores dieron una versión diferente de los hechos, al señalar que un niño lo golpeó contra el suelo.

Este menor, dijeron, cuenta con un historial de violencia y a pesar de ello la escuela primaria no ha solicitado ayuda psicológica para el menor.

Debido a los severos golpes que recibió tuvo que ser trasladado al Hospital del Niño Poblano, donde permaneció 10 días en coma luego de una neurocirugía. Héctor falleció el pasado 30 de julio por un tercer paro cardiorespiratorio.

“Los maestros están encubriendo al decir que no fue ese niño quien agredió a Héctor, ya que actuaron con negligencia, al no reportar inmediatamente lo sucedido”, acusó María Guadalupe Marín Domínguez.

Durante su intervención, Josué Ánimas Álvarez, padre del menor, denunció que la SEP solo les hace dar vueltas sin solucionar el problema del seguro de vida de Héctor.

En el último mes, la familia Ánimas Marín ha gastado más de 35 mil pesos en la intervención quirúrgica y otros gastos postoperatorios, aunado a que le sobreviven dos hijos menores.

Fue el padre de Héctor quien se encargó de investigar por su propia cuenta lo que sucedió dentro de la escuela.

Relató que según información de sus compañeritos de salón, el niño agresor golpeó a su hijo hasta privarlo de la vida. El niño fue levando con signos vitales de la institución pero fue en el Hospital para el Niño Poblano que falleció después de entrar en coma.

Josué precisó que Héctor recibió un fuerte golpe que lo hizo caer al suelo, recibiendo el impacto en la cabeza.

Al final, el padre del menor solicitó el apoyo del maestro Israel Vázquez Mendoza y de la directora Rosa María Terrón Rodríguez, quienes en todo momento mintieron sobre los hechos.