Hallazgo de restos prehispánicos en San Diego Chalma son más antiguos que la zona arqueológica ubicada en ese lugar

Tehuacán.- Restos prehispánicos, entre ellos una osamenta, encontrados en San Diego Chalma, son más antiguos que todo lo que se tiene en la zona arqueológica de La Meza y podrían pertenecer a la cultura Teotihuacana, sostuvo el director del Museo de Sitio, Mauricio Gálvez Rosales.

Debido a que al momento del hallazgo intervino el Ministerio Público, parte de la osamenta se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado, señaló el director, quien dijo que otros restos los resguarda el Museo, en espera de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determine lo que se debe hacer.

Por los elementos que se hallaron en la excavación, el director dedujo que la osamenta corresponde a un sacerdote o chamán, puesto que fue enterrado con un ave, además de objetos de obsidiana pertenecientes a finales de la cultura Teotihuacana, lo cual no es sorprendente porque esta región se encuentra entre Monte Albán y Teotihuacán; de ser así la antigüedad podría ser superior a los mil  de años.


Sin embargo, Mauricio Gálvez aclaró que son datos que se deben corroborar a través de diferentes estudios, mismos que pueden llevar meses o años, dependiendo de lo que cada objeto, la osamenta y la tumba puedan aportar para los investigadores.

Añadió que solo el 30 por ciento del hallazgo se encuentra intacto, los restos óseos fueron removidos de su sitio y por lo tanto no se sabe cuál fue exactamente la disposición original de los mismos al interior de la tumba, puesto que cuando se encontraron las personas desconocían que era un hallazgo arqueológico, por ello es que parte de ello fue trasladado por la Fiscalía.

Lo que se tiene bajo cuidado del Museo son cuatro costillas, la cabeza y una mano casi completa, informó el director, además de que también se mantiene en resguardo el sitio donde se dio el hallazgo, mismo que es propiedad de particulares, pero por la importancia del hecho no se pueden efectuar trabajos en esa zona hasta que el INAH realice la inspección y defina las acciones a realizar.

Datos como el sexo, la edad, la antigüedad y la importancia del personaje, son parte de las interrogantes que la investigación de los arqueólogos del INAH va a responder. Es casi seguro que a partir de ello se ordenen más excavaciones, previó el director.

Expuso que la zona arqueológica de esa junta auxiliar corresponde más al periodo posclásico, mientras que el enterramiento recién hallado tiene más elementos de la fase final del auge de la cultura Teotihuacana.

Cabe recordar que fueron albañiles que trabajan en una propiedad privada, la semana pasada, los que al escarbar se encontraron con los restos óseos, posteriormente se percataron de que estos formaban parte de una tumba con características especiales, por lo que los propietarios del predio decidieron notificar a las autoridades del Museo quienes finalmente determinaron que se trata de un hallazgo prehispánico.