HABRÁ IMPUNIDAD

El Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a la Secretaría de la Contraloría del estado actuar contra el ex director general del organismo público Puebla Comunicaciones, Marcelo García Almaguer, quien violó la ley por promover el nombre y la imagen del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas a nivel nacional y fuera de los plazos permitidos durante la campaña del tercer informe de labores.

Es sabido que la impunidad campea en Puebla, así que resultaría de cualquier forma ingenuo y hasta iluso esperar que haya una investigación sobre el servidor público de marras o una sanción por sus transgresiones legales.

No obstante, el caso de García Almaguer, por si hiciera falta, constituye una prueba más de la orientación que ha tenido el actual sexenio: apuntalar la carrera del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas en la aspiración de ser presidente de la República, utilizando recursos del erario poblano para promoverse en detrimento de áreas prioritrarias para la sociedad a la que debería servir, como el combate a la pobreza, el desarrollo social y el cuidado del medio ambiente.


Es obvio que las indagatorias y eventuales sanciones deberían alcanzar al titular del Poder Ejecutivo, pues se antoja sumamente difícil que García haya operado por su cuenta y voluntad la compra de espacios propagandísticos en 26 entidades federativas por el tercer informe de Moreno Valle, anuncios que, por supuesto, no debieron haber importado nada a la mayor parte de los potenciales receptores.