Ha ganado la demanda contra el maíz transgénico 22 juicios de amparo: ONG

Personalidades que han apoyado la causa para detener la siembra de maíz transgénico en México informaron ayer desde el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) que han resuelto los 22 juicios de amparo a favor de la solicitud ciudadana, por lo que en el proceso definitivo es probable que se prohíba el uso de semillas de organismos genéticamente modificadas.

El sacerdote Miguel Concha, defensor de los derechos humanos, habló del documento del papa Francisco Laudato que hace referencia puntual al tema de los transgénicos, y señala: “La expansión de la frontera de estos cultivos arrasa con el complejo entramado de los ecosistemas, disminuye la diversidad productiva y afecta el presente y el futuro de las economías regionales. En varios países se advierte una tendencia al desarrollo de oligopolios en la producción de granos y de otros productos necesarios para su cultivo, y la dependencia se agrava si se piensa en la producción de granos estériles que terminaría obligando a los campesinos a comprarlos a empresas productoras”.

Raúl Hernández Garciadiego, especialista en desarrollo rural sostenible y coordinador de la Comisión Financiera de la causa contra el maíz transgénico, resaltó que desde el punto de vista jurídico de la propiedad intelectual existe el riesgo de despojo del patrimonio alimentario por vía de contaminación transgénica, pues al contaminarse los maíces nativos mexicanos con transgenes patentados, las empresas trasnacionales podrían reclamar sus derechos en contra de los campesinos.


Francia Gutiérrez, de la campaña “Sin maíz no hay país” y coordinadora de la Comisión de Comunicación, dio a conocer el apoyo de personalidades como Vandana Shiva y el pintor Francisco Toledo.

También señaló las alianzas con otras organizaciones a nivel internacional como Slow Food y Vía Orgánica, además de la presentación de la demanda ante el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), lo cual significó un vínculo de gran trascendencia con esta instancia internacional.

Explicó que después de escuchar el caso de la demanda, el TPP concluyó en que el Estado mexicano no sólo es omiso en su obligación de protección de la biodiversidad del maíz en su centro de origen y diversificación continua, sino que actúa a favor de las empresas trasnacionales.

René Sánchez Galindo, abogado de la Colectividad, manifetsó que 17 instancias del Poder Judicial federal, incluyendo la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y una Comisión del Consejo de la Judicatura Federal, han resuelto los 22 juicios de amparo en favor de las peticiones ciudadanas; “por lo tanto podemos afirmar que el Poder Judicial federal ha decidido: uno, que la demanda colectiva es procedente, es el camino legal adecuado para abrir un debate judicial sobre la siembra de maíz transgénico en todo el país, y que por lo tanto el juicio debe continuar. Dos, que el grave riesgo de dañar al medio ambiente y a la salud, y la posibilidad de que ese daño sea irreversible o irreparable, es suficiente para ordenar que se suspenda la tramitación y el otorgamiento de permisos de siembra –liberación al ambiente– de maíz transgénico en todo el país, hasta que los tribunales valoren las opiniones de gobierno y empresas”, explicó.

“La demanda ha sembrado una esperanza que nos ha permitido crear los lazos y fortalecer esta larga lucha en defensa de nuestro maíz. La colectividad firmante cuenta con una riqueza que es fundamental dar a conocer. En primera instancia las organizaciones representativas del sector productivo, aquel que sabemos será el más golpeado por la introducción de esta tecnología”, manifestó Argelia Arriaga, de la UAP.




Ver Botones
Ocultar Botones