GUEPT: cierran cuatro gasolineras de la región de Tecamachalco

GUEPT: cierran cuatro gasolineras de la región de Tecamachalco.

Casi al término del primer trimestre del año, han cerrado cuatro estaciones de servicio de combustible, todas en la región de Tecamachalco, según informó la presidenta de Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán.

 

El motivo principal por el que tuvieron que cerrar estos negocios, dijo la representante, fue por el alto costo que establece la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en el precio de la gasolina. A esto se suma la competencia ilegal con la venta de gasolina robada de los ductos que pasan por esta región.


 

Indicó que en toda la región de Tecamachalco, el precio de la gasolina magna, premium y diesel, puede diferir hasta casi un peso entre una y otra gasolinera, pues así lo determinó la CRE, que depende del gobierno federal.

 

Por ejemplo, en los municipios de Tecamachalco, Tochtepec y San Salvador Huixcolotla, el precio de la gasolina magna durante esta semana es de 15.63 pesos, y de la premium de 17.38 pesos. Mientras que en otros municipios que forman parte de la misma región como Palmar de Bravo, Quecholac y Tepexi de Rodríguez, el precio de la gasolina magna es de 16.45 pesos y de la premium de 18.19 pesos.

 

Luego de exponer la situación, la dirigente de más de 300 gasolineras en los estados de Puebla y Tlaxcala consideró inconcebible que a 29 municipios poblanos se les hayan asignado los mismos precios que en la zona de distribución Bajío. En esta situación se encuentran municipios como Chignahuapan, Cuetzalan, Tetela de Ocampo, Palmar de Bravo, Quecholac y Tepexi de Rodríguez, por mencionar algunos.

 

La quiebra de algunas estaciones de servicio ya había sido prevista por Luz María Jiménez Almazán, en febrero pasado informó que unas 40 gasolineras estaban al borde de la quiebra debido a la crisis de desabasto de combustibles y los costosos requisitos establecidos por la Secretaría de Energía (Sener) y la CRE, como pruebas de calidad a las gasolinas y diésel que significan un costo de más de 8 mil dólares anuales para los propietarios de las estaciones.

 

Y es que a partir de este año, entró en vigor la obligatoriedad de cada gasolinera de aplicar pruebas de calidad trimestrales a cada uno de los combustibles que vende. La dirigente ha informado que los precios de los análisis van de los 431 mil pesos a los más de 2 mil 300 dólares, esto por cada producto.

 

A esto se suma que a partir de este año los empresarios del sector cuentan con un margen de ganancia menor, debido a que así lo estableció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

Es así que prácticamente al cierre del primer trimestre del año, que culmina el próximo viernes, han cerrado cuatro estaciones de servicio.

 

Venta de gasolina ilegal abona a la crisis del sector

 

La presidenta de GUEPT informó que la venta de gasolina robada abona a la crisis que viven los empresarios gasolineros en Puebla. Jiménez Almazán informó que el llamado huachicol, como se le conoce al combustible ilegal, es un motivo más que orilló al cierre de gasolineras, “pero no es el único”, aclaró, e hizo referencia a la CRE.

 

En entrevista, prefirió no ahondar en la situación de la venta de combustible ilegal, se limitó a decir que es una situación que lacera a un gran número de municipios del estado, desde los que colindan con Veracruz, como Esperanza y hasta Santa Rita Tlahuapan, aledaño al Estado de México.

 

La presidenta explicó que aunque el combustible es un producto de primera necesidad, ahora la población busca como economizar y eso los obliga a cargar menores cantidades, no dejar propinas o consumir combustible robado.

 

Recapituló al decir que además de que el negocio se ha terminado para los gasolineros, nunca lo volverá a ser con la apertura de nuevas estaciones, muchas de ellas de capitales extranjeros.

 

Con la experiencia de otros países de Centro y Sudamérica, explicó que con la apertura del mercado de la gasolina, sólo el 40 por ciento de las franquicias nacionales podrían subsistir, en el mejor de los casos.

 

La semana pasada delegado en Puebla de la de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Alejandro García Mendoza informó que entre los meses de octubre y noviembre de este año Oxxo Gas, Coppel y Shell abrirán sus primeras gasolineras en la entidad.