“No hay garantías” de apresurar TLCAN: Guajardo

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía de México, durante una conferencia de prensa el 5 de septiembre. Foto María Luisa Severiano

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo hoy que “no hay garantías” de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) concluya antes del segundo semestre de 2018, aunque se busca lograrlo.

El próximo año se elegirá en julio nuevo presidente en México y habrá elecciones legislativas intermedias en Estados Unidos en noviembre. Los negociadores temen que el clima electoral pueda afectar el proceso de revisión.

“De alguna manera vuelven a alinearse incentivos para tratar de resolverlo (antes de entonces), sobre todo porque ya empezamos a emparejar también la elección intermedia en Estados Unidos”, dijo Guajardo en radio.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que llegó al poder en enero, prometió desde su campaña que pondría fin al TLCAN a menos de lograr una renegociación favorable a los intereses de su país.

Trump sostiene que el tratado, que data de 1994, fue “el peor acuerdo de la historia” y lo responsabiliza de la pérdida de unos 700 mil empleos en Estados Unidos y del déficit comercial de 64 mil millones de dólares anuales que tiene su país con México.

Los negociadores de los tres países se habían puesto inicialmente como meta terminar la renegociación antes de finales de este año, pero ese plazo ya ha quedado descartado.

Al concluir la cuarta ronda de negociaciones la semana pasada en Washington se anunció que se agendarían nuevos encuentros en el primer trimestre del año próximo. La campaña electoral mexicana empieza el 1 de abril.

Guajardo afirmó que, en el próximo proceso electoral en Estados Unidos, Trump “claramente” va a estar enfocado en rendir cuenta a quienes les prometió renegociar bien el acuerdo o darlo por concluido.

“Entonces ese tema (de la presión) no desaparece y claramente impone una dinámica para ver si podemos concluir en un tiempo adecuado. No hay garantías, como no las hubo para el cierre de diciembre”, dijo el funcionario mexicano.

Pese a que Estados Unidos puso sobre la mesa propuestas que México y Canadá consideran inaceptables -como una cláusula de terminación automática del TLCAN cada cinco años- Guajardo descartó que México se vaya a levantar de la mesa.

“No, y lo hemos demostrado”, dijo. “Por más difíciles que sean las propuestas nosotros seguiremos aquí haciéndonos planteamientos y veremos claramente cuál es la voluntad y la flexibilidad de nuestras contrapartes en la mesa para acercarnos”.

No obstante, señaló que la posibilidad de llegar a acuerdos va a depender de que se encuentren salidas aceptables para las tres partes. “Va a depender mucho de cómo podemos lograr los equilibrios”, dijo.

La quinta ronda de revisión tendrá lugar del 17 al 21 de noviembre en Ciudad de México, un mes después de la conclusión de la anterior. En esta ocasión los tres países se dieron más tiempo de análisis entre rondas.

Información de La Jornada