Grunstein indagó sobre la formación de Ferrocarriles Nacionales de México

Una leyenda negra del porfiriato refiere al intento de entregar los recursos económicos del país al capital extranjero, por medio del control estratégico de la red ferroviaria. Sin embargo, el investigador Arturo Grunstein considera que la formación de Ferrocarriles Nacionales de México es el último paso dentro de la política ferroviaria que buscó regular y favorecer no sólo a capitales extranjeros, sino también a los nacionales.

Así, con el objetivo de revalorar las políticas ferroviarias, el investigador escribió Consolidados: José Yves Limantour y la formación de Ferrocarriles Nacionales de México, un libro que se presentará el jueves 28 de noviembre a las 18 horas en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM) –11 Norte 1005.

En la presentación del volumen participarán, además del autor, los investigadores Luz Carregha y Guillermo Guajardo, además de Teresa Márquez Martínez, directora del MNFM, como moderadora.


Este libro, editado con el apoyo de la Dirección General de Publicaciones y el Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, ambos del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, ofrece fuentes antes no revisadas para aportar una interpretación distinta de este periodo histórico.

Además de consultar documentos del Archivo General de la Nación, Grunstein tuvo acceso al archivo de José Yves Limantour, mismo que está abierto al público desde hace unos 15 años y resguardado por el Centro Carso para el estudio de la historia de México.

El investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Azcapotzalco aseguró que al revisar la correspondencia personal de quien fuera secretario de Hacienda durante el Porfiriato se revela “la agudeza mental impresionante y el claro sentido de los intereses nacionales de México en torno a los ferrocarriles”.

Si bien le preocupaba la posibilidad de que un magnate de Estados Unidos se adueñara de las principales líneas del país, aseguró que hay evidencia de que Limantour se benefició de las operaciones ligadas a la adquisición de las líneas, a través de la compra y venta de acciones.