GOBIERNOS: ADIÓS A LA SOCIEDAD

Mientras la sociedad tomó el control en sismo del 19 de septiembre todo era claro. Días después los gobiernos vuelven al poder y las cuentas se oscurecen. De ahora en adelante es incierto el destino de los recursos del fonden y si la reconstrucción de las zonas afectadas será efectivo. Foto: Es Imagen

La gran mayoría de medios y hasta políticos elogió a la sociedad que se movilizó y fue un apoyo incalculable, único, decisivo para que muchos se salvaran y otros encontraran a sus parientes y amores. En los medios tradicionales, si bien al principio se elogió extrañamente al gobierno, luego entrevistaron a muchos voluntarios de los días aciagos y, ahora nuevamente, la voz de los funcionarios es lo predominante en las pantallas televisivas (luego se quejaran de su falta de audiencia).

Ya se sabe que se erogará, cuando menos, 38 mil millones de pesos en la primera fase de la reconstrucción, ya que nada se podrá resolver seriamente en un año. Casi la misma cantidad, hemos sabido,  de lo dilapidado en cuatro años de publicidad en la administración peñista.

Pero los dos proyectos dados a conocer: el federal y el de Ciudad de México, dejan fuera, como si no hubiera ganado su inclusión, a la sociedad mexicana. Y obviamente, no hacen caso de la iniciativa de Enrique Krauze, el cual planteó (Letras Libres, 20 de septiembre) un organismo civil que ponga en marcha el país, certifique en qué se invirtieron los donativos y el presupuesto y dé a conocer a todos cuánto llegó y cómo se repartió la lana.


Claro, nos dicen que habrá cuentas claras por medio del Fonden (uno de los organismos más opacos conocidos), pero ya sabemos que si únicamente los políticos actúan, nada saldrá limpio. Ya lo vimos en las obras de la SCT, hoy en ruinas y a punto de destruir los murales que fueron un símbolo para generaciones. Algo que representa la viabilidad de Gerardo Ruiz Esparza, el amigo de Peña Nieto que no ha sido castigado  por su desastrosa gestión.

Evitar que  organizaciones civiles tan reconocidas como Ahora, Artículo 19, Fundar y muchas otras más estén presentes, muestra cómo los políticos hacen actos circenses, al renunciar a sus apoyos del INE pero no a los negocios con las inmobiliarias, constructoras, alquiladoras de todo tipo de artículos. Reconstrucción fallida que alejará más a la sociedad de los grillos tradicionales. Adiós Peña Nieto, Mancera y otros especímenes.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44




Ver Botones
Ocultar Botones