Fuego amigo desde el PAN nacional en contra de Moreno Valle

A lo largo de dos días, Rafael Moreno Valle Rosas ha sido objeto de lo que los políticos llaman “fuego amigo”, es decir ataques surgidos des-de las filas de su propio partido político. Muchos ven la mano de panistas cercanos al ex candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés atrás de la difusión de mensajes mediáticos en los que se exhibe la supuesta relación entre el matrimonio Moreno Valle–Alonso Hidalgo con los hermanos Valencia Ávila, que están señalados de presuntamente dar protección a las redes de huachicol en Venustiano Carranza, el municipio que han controlado los últimos 10 años.

Entre los panistas se comenta que no es una coincidencia que el día en que se reunió el Consejo Nacional del PAN para analizar el reciente resultado electoral apareciera en la prensa nacional –en Reforma– un muy bien documentado reporte de la relación entre los hermanos Patricia, Vicente, Jorge y Rafael Valencia Ávila y los esposos Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso Hidalgo, que permitió a los primeros gobernar por una década el municipio de Venustiano Carranza y al parecer, proteger una importante red de robo de combustible.

Y no es que necesariamente desde el PAN se lograra la publicación, pero si se replicó el reportaje en las redes sociales de muchos miembros del albiazul desde las primeras horas del domingo, el día del cónclave panista.


Parecería que hubo dos propósitos:

Primero: el contener el afán del ex gobernador de Puebla de instruir a algunos consejeros nacionales del PAN de culpar a Ricardo Anaya Cortés de ser el único autor de la catástrofe electoral del albiazul, que frustró el regreso del partido a Los Pinos.

Segundo: parecería ser un recordatorio del grupo de Ricardo Anaya hacia Moreno Valle de que está pendiente ajustar cuentas, luego de que en Puebla no se promovió la candidatura del ex aspirante presidencial.

Previo al arranque del proceso electoral, Moreno Valle pactó con Anaya la candidatura a gobernadora de Puebla de su esposa Martha Érika Alonso, bajo la promesa de que haría ganar en la entidad al político queretano en la lucha por la presidencia de la República.

Al final, el morenovallismo se olvidó de los compromisos y no se hizo nada por el proyecto presidencial del PAN.

Antes de concluir la campaña electoral, en León, Guanajuato, Anaya advirtió a un grupo de líderes panistas que después de las votaciones del 1 de julio habría el intento de apoderarse del control del PAN de un grupo de políticos ajenos a los principios del partido. Desde aquella ocasión se dice que Ricardo Anaya estaba apuntando sus señalamientos, sus ataques revanchistas contra el ex gobernador de Puebla.