Frustran periodistas y ciudadanos albazo pretendido por el vocero nacional del PAN

■ Foto Tania Olmedo / esimagen.com.mx

El secretario de Comunicación Social del CEN del PAN, Marcelo García Almaguer, pretendió dar un albazo y pagó el expediente que la Contraloría del gobierno de Puebla le formuló por las violaciones a la Constitución y el Código Electoral en 2013 cuando fungía como titular de Puebla Comunicaciones del Poder Ejecutivo local y contrató pautados en medios fuera de la entidad para promover extraterritorialmente la imagen del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

El expediente debía ser entregado al periodista Ernesto Aroche Aguilar, quien formuló la solicitud de información y rechazó el pago del funcionario panista, ya que lo calificó como “un intento de lavarse la cara”.

En una entrevista, Aroche informó que ya pagó las copias del expediente en la Contraloría con el dinero que se obtuvo de una colecta pública en la que cooperaron ciudadanos interesados en que la opinión pública conozca las sanciones aplicadas a Marcelo García Almaguer.


El ex funcionario estatal pagó más de 9 mil pesos por las 4 mil fojas en formato copia de las que consta su expediente a la Secretaría de la Contraloría.

En un tono pendenciero, García se ufanó por su cuenta particular de twitter “@earocheveo un extremo interés en politizar la solicitud del expediente que me involucra –el cual es público, porque el documento es público y porque no hay nada que ocultar, te aviso que pagué las copias del expediente”.

Sin embargo, Ernesto Aroche y un grupo de periodistas, activistas, líderes de opinión y ciudadanos acudieron a las instalaciones de la Secretaría de la Contraloría, en principio para rechazar que el pago de la solicitud de información se facturara a nombre de García Almaguer y, en segundo lugar, a pagar con el dinero producto de la colecta el precio de las copias del expediente del actual portavoz del PAN a nivel nacional.

En entrevista con La Jornada de Oriente, Ernesto Aroche Aguilar, colaborador de esta casa editorial, director del portal Lado B y especialista en temas de transparencia, derecho a la información y periodismo de datos, consideró que la acción de Marcelo García Almaguer fue “un intento por dar un madruguete y lavarse la cara para aparecer como un funcionario que nada debe”.