Fracking podría desaparecer a 140 tepehuas que sobreviven en Puebla

Fracking en Puebla, el segundo lugar nacional; habrá más perforaciones: CNH /Foto Internet

Está en riesgo de desaparecer la cultura Tepehua de la cual sólo sobreviven 140 personas en el estado de Puebla, debido a que su vida y comunidad está siendo afectada por la explotación de hidrocarburos en yacimientos de lutitas, a través de la fractura hidráulica o técnica de fracking, para extraer gas natural.

Estos proyectos a gran escala se efectúan de manera conjunta por los gobiernos de Puebla y Veracruz, denunció el Gerardo Pérez Muñoz, integrante de la Asamblea Social del Agua (ASA).

En ese contexto, el activista anunció que este domingo 7 de agosto a las 10 horas se realizará una “Caminata por la vida” a propósito del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.


Expuso que esto se debe a que los proyectos como el fracking podrían obligar al desplazamiento de indígenas a la ciudad, que hasta el lustro pasado se sentían seguros en sus pueblos de origen; sin embargo, precisó que desde que el Partido Acción Nacional (PAN) asumió el gobierno a nivel federal y estatal, han saqueado Puebla. 

Por esta razón, informó que un conjunto de organizaciones sociales del estado encabezan esta movilización que partirá de la Pirámide de Quetzalcóatl de Cholula al cerro Tzapotecas, centro ceremonial prehispánico, en reclamo a sus derechos como pueblos indígenas.

Explicó que la “Caminata por la Vida” es porque los grandes “Proyectos de Muerte” en Puebla -en referencia a los extractivistas-, están explotando los recursos naturales principalmente de territorios indígenas, poniendo en riesgo la vida de sus habitantes.

Pérez Muñoz destacó, con cifras del Inegi, que Puebla ocupa el cuarto lugar a nivel nacional con la mayor población indígena, después de los estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz.

Dijo que empresas transnacionales han copado la Sierra Norte y Negra, así como la Mixteca y el Valle de Tehuacán de proyectos que ponen en riesgo la vida de los pueblos originarios.

El defensor de los derechos humanos precisó que las culturas que se están poniendo en riesgo por el alcance de estas obras, llámese hidroeléctricas, gasoductos, generadores de energía eólica y minas a cielo abierto, son los nahuas y totonacos.

Gerardo Pérez dijo que la amenaza del fracking también se extiende a los pueblos Ñanú, Huastecos y Totonacos, agraviados por la empresa Trans Canadá, que instala el oleoducto que va del municipio de Tuxpan, Veracruz, a Tula, Hidalgo.

El declarante comentó que a pesar que en Cholula se cometió la primera matanza indígena, el 19 octubre 1519, no existe ningún memorial a víctimas de este primer etnocidio cometido después de la instauración de la Nueva España.

Entre las organizaciones participantes está el Barzón, la Red de Organizaciones en Defensa del Medio Ambiente y Esfera Poblana, además del Movimiento Independiente Obrero, Campesino, Urbano y Popular (Miocup), y el movimiento campesino Masip.

Sobre el movimiento ciudadano Cholula Viva y Digna, que en los últimos tres años ha luchado de manera social y legal para frenar la destrucción del patrimonio arqueológico, refirió que ya fue convocado a la Caminata, pues es fundamental participación.

En términos políticos, simbólicos e históricos, es importante que Cholula Viva y Digna participe y encabece la movilización, reconoció al último.