Fosa de Huixcolotla: Hallan dos cadáveres en estado de descomposición

Los cadáveres de dos personas en muy avanzado estado de descomposición fueron hallados en un pozo, utilizado como fosa, ubicado en los límites de Acatzingo y Huixcolotla, cerca del lugar en donde a finales de noviembre pasado fueron hallados tres hombres ejecutados.

Hasta el cierre de la presente edición la Fiscalía General del Estado (FGE) no había brindado información sobre la identidad de los interfectos ni ningún otro dato del hallazgo.

En información relacionada con la inseguridad ayer se emitió un boletín oficial en el que se consignó que, como resultado de las acciones encaminadas a combatir el robo de vehículos, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), al mando de Jesús Morales Rodríguez, recuperó dos automotores y una caja seca.


En un patrullaje de disuasión realizado en el municipio de Cuautlancingo, elementos del Grupo de Operaciones Aéreas y Terrestres (GOAT) ubicaron una caja seca en aparente estado de abandono, que al ser consultada ante el Sistema Plataforma México, resultó con reporte de robo.

En otra acción llevada a cabo en el municipio de Tecamachalco, personal castrense y estatal aseguró a Andrés N., de 23 años de edad, quien conducía una motocicleta marca Vento que cuenta con denuncia por robo.

Por último, uniformados estatales recuperaron un vehículo con razón social “Gas Tecomatlán“, que se encontraba en estado de abandono y sin placas de circulación, en la comunidad de La Trinidad Tepango, del municipio de Atlixco.

En otro caso, la Fiscalía General del Estado aportó datos de prueba a la autoridad judicial y obtuvo la vinculación a proceso del adolescente Hadonahi N., como probable responsable del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

El joven fue detenido el 19 de enero de 2018 en Cuacnopalan,  municipio de Palmar de Bravo, en posesión de un arma de fuego tipo escopeta, abastecida.

Derivado de este hecho fue trasladado a la agencia del Ministerio Público Especializada para Adolescentes, en donde tras judicializar el caso se calificó de legal la detención y se formuló imputación.

Ante la aportación de pruebas, el juez de Control determinó su vinculación a proceso e impuso como medida cautelar su internamiento en el CIEPA.