Harán un foro de reflexión sobre la falta de políticas que beneficien al sector artesanal

Para abrir un espacio de análisis, reflexión y elaboración de propuestas sobre la falta de políticas que beneficien, apoyen y reconozcan al sector artesanal, este martes 11 de septiembre se realizará el foro Las artesanías de los pueblos originarios como potencial de desarrollo económico, social, cultural y humano.

Organizado por la red binacional de mujeres Niu Matat Napawika, que significa Mujeres unidas trabajando en los idiomas zapoteco, náhuatl, totonaco y rarámuri, el foro se hará a partir de las 9 horas en el Edificio T- 250 de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

En él se reflexionará sobre cómo en torno a las artesanías, al ser una expresión cultural tradicional de los pueblos originarios y ejemplo del potencial económico de subsistencia para millones de hogares dedicados a esta actividad, faltan medidas de protección y de apoyo.


En dicho foro participarán representantes de las empresas sociales de mujeres artesanas que forman parte de esta red binacional de mujeres, provenientes de los estados de Hidalgo, Chiapas, Chihuahua y por supuesto Puebla.

La Niu Matat Napawika es un consorcio de organizaciones de mujeres en México y Estados Unidos, integradas en México por una asociación civil dedicada al desarrollo de capacidades de las empresas sociales. Asimismo, es una sociedad cooperativa cuya función es la producción, acopio y comercialización de los productos de las empresas sociales, además de una exportadora –la Uyamil Compañía-, 33 Empresas Sociales de Mujeres Artesanas y 11 organizaciones de la sociedad civil provenientes de 12 estados del país.

Su carácter binacional proviene de las alianzas estratégicas con que cuenta en ambos países, en los Estados Unidos, en la ciudad de El Paso, Texas donde se ubica la importadora y comercializadora Lum Metik Trading Company L.L.C., integrante de la organización social La Mujer Obrera y en San Antonio Texas con Esperanza Peace and Justice Center.

“Nuestro objetivo principal es reducir la vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres artesanas al potenciar su actividad económica artesanal, somos un puente que vincula a las Esmas con el mercado global. El modelo de negocios de la red está basado en la implementación de un sistema de intercambio comercial justo, preparando la oferta y sensibilizando a la demanda para lograr un mejor entendimiento comercial y cultural entre ambas, explican.

Como red trabajan en torno a un programa de capacitación y acompañamiento permanente para las ESMAS, basado en una metodología participativa con perspectiva de género. Su propuesta se basa en su experiencia de 10 años, “durante los cuales ha identificado el mercado del comercio justo a escala como una estrategia de mayor impacto social respetando los ritmos, la cultura, los ciclos agrícolas de las mujeres artesanas, de sus familias y sus comunidades”.