Fiscales alemanes catean de manera sorpresiva la central de Volkswagen y casas de empleados

VW ha iniciado gestiones para usar malla en su planta y no cañón antigranizo, que generó este año protestas por miles de campesinos, quienes aseguran que el ciclo agrícola fue severamente afectado por ese artefacto.

De manera sorpresiva, fiscales y policías llegaron a la central de Volkswagen en Wolfburg, para registrar y buscar información que permita deslindar responsabilidades en el caso de la manipulación de valores de las emisiones de diesel que cometió la empresa automotriz.

El cateo se realizó también en las viviendas privadas de varios empleados de Volkswagen. Alrededor de 50 policías y tres fiscales realizaron la revisión y decomisación de grandes cantidades de documentos, así como computadoras y CDs.

De acuerdo a información de autoridades locales hay sospechas sobre varias personas que participaron en la manipulación y se espera obtener asimismo nuevos nombres.