Fijan fianza a Abraham Cordero; Enedina Rosas regresó a su casa

La noche de este miércoles dio un giro de 180 grados la situación de los tres presos ambientalistas de Puebla, Enedina Rosas Vélez, Juan Carlos Flores Solís y Abraham Cordero Calderón, detenidos desde abril pasado por oponerse a la construcción de un gasoducto del Proyecto Integral Morelos (PIM), al pie del volcán Popocatépetl, y al proyecto carretero Arco Poniente.

Esto luego de que un juez permitió la salida de la líder campesina y ex comisariada ejidal de San Felipe Xonacayucan, Enedina Rosas Vélez, del penal de Atlixco, quien se encuentra arraigada desde las 21:30 horas en su domicilio.

A la par se le fijó una fianza de 57 mil 700 pesos al ex juez de paz de San Francisco Tepeyecac y dirigente campesino Abraham Cordero Calderón, quien hoy jueves a las 14 horas recuperará su libertad bajo caución del penal de Atlixco.


Asimismo, se instaló una mesa de negoción para analizar este viernes y el próximo martes la salida del defensor de derechos humanos Juan Carlos Flores Solís, recluido en el penal de San Pedro Cholula, por ser el principal opositor a la instalación del gasoducto en las laderas del volcán.

El acuerdo se produjo en una reunión en la que estuvo presente el líder de la Unión Campesina Democrática (UCD) de Puebla, Mario Velez Merino; Hilario Flores Alonso, dirigente del Movimiento Nacional Los de Abajo, representantes del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”, que lleva la defensa legal de Flores Solís; miembros del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro” (ProDH), y de la organización Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz).

De la parte oficial, estuvieron funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del estado, así como el titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Luis Maldonado Venegas.

El encuentro se realizó a puerta cerrada al mediodía de este miércoles en las instalaciones de Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno.

La información fue confirmada anoche por líder de la UCD, Mario Vélez Merino, y el abogado Hilario Alonso Flores, dirigente del Movimiento Nacional Los de Abajo en Puebla.

Originalmente, la representación oficial no había aceptado el posible traslado de Enedina Rosas Vélez a su casa; sin embargo, por la noche un juez permitió que la campesina fuera trasladada por su domicilio, para que ahí continúe con su proceso penal.

Un hecho que destacó es que el juez permitió que familiares de Enedina estuvieran a cargo del traslado de la sexagenaria del Hospital de Atlixco a su vivienda, donde la ex comisiaria ejidal estuvo internada las últimas dos semanas porque padece la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), altera la respiración normal y es potencialmente mortal al ser comparada con la “tos crónica de un fumador”.

En su casa, a Enedina Rosas Vélez no se le dejó vigilancia policiaca.

Uno de los acuerdos pactados es una segunda y tercera reunión para analizar primeramente caso por cada de cada uno de los presos políticos en el estado; y en segundo término la situación legal de Enedina y Juan Carlos Flores Solís, para que recuperen su libertad definitiva.

En ese sentido, Juan Carlos Flores Solís podría salir en libertad entre el martes y miércoles de la próxima semana, según lo acordado entre las organizaciones sociales y el gobierno del estado.

Por otro lado, un juez dictó fianza a Abraham Cordero Calderón, quien durante los últimos 20 años ha mantenido una lucha social desde la región de la Sierra Nevada, a favor de los sectores más marginados.

La liberación de Cordero Calderón, quien en el mes de febrero fundó la primera Policía comunitaria en la entidad, se da en el contexto del aniversario de la matanza de estudiantes en la plaza de Tlatelolco, ocurrida el 2 de octubre de 1968.

No en vano dos días antes la Coordinadora Estatal en Defensa de la Identidad de los Pueblos (Cedip), que agremia a 170 alcaldes auxiliares, salió a declarar que a partir de hoy también reabren 208 registros civiles en el mismo número de comunidades.

En voz del edil de Chalchihuapan, Javier Montes Bautista, se informó que este acuerdo no es una tregua con el gobierno de Moreno Valle, pues aclaró que se reanuda el servicio por ser una necesidad para la población.