Se perpetra feminicidio 89 en Puebla; ya van 10% más asesinatos que el año pasado

Al gobierno le falta poner la mano dura contra los feminicidas. La activación de la alerta de género es indispensable, no así las soluciones cosméticas.

En el estado de Puebla se perpetró el feminicidio número 89 en lo que va del año, lo cual significa no sólo haber rebasado el máximo histórico de casos presentados en 2016, con 81 crímenes de odio contra mujeres, sino que además representa un incremento de casi el 10 por ciento en los asesinatos.

Esto ocurre a casi un mes que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó ante el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) la solicitud de declaratoria de Alerta de Violencia de Género para el estado de Puebla.

Se trata de una mujer de aproximadamente 25 años, quien fue hallada sin vida y con varios disparos con arma de fuego en el rostro, el hombro izquierdo y el seno, además del abdomen y la espalda.


El hallazgo se encuentra siendo investigado como feminicidio en la carpeta de investigación 151/2017/Meltlatoyuca.

El cuerpo de la joven fue hallado sobre el acotamiento de la carretera estatal La Uno-Mecapalapa, en la sierra norte del estado.

La fémina permanece como la desconocida número 19, pues hasta el momento nadie ha reclamado el cuerpo.

Al lugar arribaron agentes de la Policía Municipal de Venustiano Carranza y personal del Servicio Médico Forense (Semefo), quienes se hicieron cargo del levantamiento del cadáver.

Hace ocho días, fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer dentro de una bolsa, con el rostro cubierto con cinta canela, en el municipio de Zihuateutla, que también es investigado por las autoridades como feminicidio.

El cadáver de la mujer de aproximadamente 30 años de edad fue encontrado en la vía pública, con visibles huellas de tortura.

El hallazgo se realizó a la altura del kilómetro 8 de la carretera Dos Caminos-La Unión, en el paraje conocido como “La Garganta del Diablo”.

El pasado 30 de septiembre, Mariana Fuentes Soto, estudiante de la Licenciatura en Derecho de la UAP, fue asesinada en la colonia Reforma Agua Azul, al sur de la capital poblana.

El crimen de Mariana fue el segundo en menos de 20 días contra una universitaria y el séptimo del mes de septiembre, uno de los más violentos del año al registrar 14 homicidios durante la semana que precedió al terremoto del 19 de septiembre.

Asimismo, el caso de la estudiante de Derecho elevó a ocho el número de universitarias asesinadas en los últimos tres años, principalmente de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

Sin embargo, el feminicidio de la estudiante de la UPAEP, Mara Fernanda Castilla, fue el que acaparó los medios nacionales e internacionales, cuando se dio a conocer que el pasado 8 de septiembre fue asesinada presuntamente por Ricardo Alexis, conductor de taxis ejecutivos Cabify.

Esto derivó en el encarcelamiento del inculpado, que aplazó su sentencia hasta fin de año, así como la salida de la plataforma de Puebla y el endurecimiento de la Ley para regular este tipo de servicios.

De los casi 90 crímenes de odio contra mujeres perpetrados en Puebla, el fiscal General del Estado, Víctor Carrancá Bourget, solamente reconoce 47 feminicidios.