“Se los llevaron como puercos”, denuncian los familiares de los policías detenidos

Un grupo de familiares de los policías municipales asegurados esta mañana en San Martín Texmelucan protesta frente a la alcaldía debido a que desconocen la situación legal de sus hijos, esposos y hermanos, tras acusar que fueron “detenidos como puercos” y trasladados en camiones de la Secretaría de Seguridad Pública del estado a la Academia Zaragoza, por presuntos vínculos con el crimen organizado.

Durante la manifestación advirtieron a la autoridad que “no se pasen de listos con nuestros familiares, somos ciudadanos y no vamos a permitir la detención de más inocentes. ¡Ya estuvo!”.

La mañana de este miércoles, el gobierno del estado tomó el control de la Policía Municipal de Texmelucan, donde realiza un inventario de armas de fuego, permisos y vehículos con reporte de robo que fueron encontrados al interior de la Comandancia, con bidones de gasolina robada en su interior, y que no fueron reportados a la autoridad superior.


El despliegue de militares, policías estatales y ministeriales en Texmelucan es por el presunto nexo de agentes locales con bandas dedicadas al robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Están agarrando parejo, nadie nos asegura que están bien y tampoco hay información oficial sobre dónde se encuentran nuestros familiares”, reclamó una mujer.

Los inconformes dijeron que están preocupados de la situación y sobre todo porque el alcalde Rafael Núñez no les da la cara a los familiares de los policías municipales que trabajan en la protección de la ciudadanía.

“El presidente ha hecho caso omiso de la situación; estamos preocupados porque se ‘echan la bolita’ entre las autoridades y nadie nos da información de nuestra gente”, informó.

Asimismo, denunció que algunos policías son asignados para resguardar sus negocios de zapaterías que es propiedad del presidente municipal, utilizando recursos públicos y a los uniformados para un bien personal.

Ahora que lo necesitan, reclamaron los quejosos, Rafael Núñez no sale en defensa de los policías municipales.

-¿Qué saben del tema que algunos policías estarían involucrados con el crimen organizado? –se les inquirió.

-Todo los sabemos a cuestión de redes sociales, pero ahorita están agarrando parejo –respondió la esposa de un policía.

Además –añadió- que si es un examen que viene con conocimiento, están agarrando cualquier camión y los suben “como marranos”.

Una sexagenaria comentó que su hijo nunca le avisó que se los iban a llevar, y tras escuchar las noticias por la radio salió corriendo de su casa en la búsqueda de su vástago.

“Mi hijo tiene cuatro años de trabajar como policía y nunca ha tenido problemas”, aseveró.

Mientras otro inconforme exclamó que el gobierno municipal de Rafael Núñez “hace lo que no debe de hacer, y lo que debe hacer, no lo hace”.

Lo anterior, explicó, por detener a los agentes policíacos y no a los delincuentes que tienen azorada a la población texmeluquense.

“Los elementos son nuestra seguridad, porque se los llevan de esta manera sin avisarles. Todo fue de momento y nadie nos asegura que esto será para bien. Todos se quedan callados”, sostuvo.

Otro joven repudió que la administración de Rafael Núñez haya resultado un fiasco. “Entra este señor como presidente con un chingo de promesas, y a la mera hora nos la rajó a todos. No hay trabajo ni seguridad”.