Faltan 400 boletas en Chilac que pueden determinar el triunfo de la elección: PT

San Gabriel Chilac. Las boletas para la votación del próximo domingo, correspondientes a la casilla 1690 contigüa, que se coloca en San Juan Atzingo, junta auxiliar de este municipio, no fueron recibidas en el Consejo Municipal Electoral (CME) denunció José Luis Leyva Machuca, líder del Partido del Trabajo (PT).

Se trata de 400 boletas que pueden determinar el triunfo en la elección, señaló Leyva Machuca, quien consideró que ese faltante de papelería es una clara muestra de que se orquesta un fraude desde antes de que se realice la elección.

Para el PT es una estrategia muy clara, con la cual se pretende beneficiar a Melchor Morfines Ramírez, candidato a la presidencia de Chilac, por la coalición Puebla Unida, pues es el único que difícilmente podría obtener sufragios a favor en  la junta auxiliar, de modo que le conviene que esos votos no se contabilicen.


Los argumentos que se dan en el CME es que se trata de un error directamente del Instituto Estatal Electoral (IEE) que tiene fallas en su sistema, por lo cual el PT advirtió que no permitirá la distribución de la papelería electoral, para los presidentes de casillas, hasta que lleguen esas boletas.

Resaltó que por resultados de elecciones anteriores los votos en Atzingo los disputan el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el PT, además de que se trata de una comunidad que puede ser determinante para el triunfo de una u otra fuerza política, razón por la que es obvio que Puebla Unida trata de impedir que se le rebase en la votación.

Por otro lado, José Luis Leyva expresó que el CME actúa como comparsa de Puebla Unida, al negarse a entregar los nombramientos de los representantes de casillas que el Partido del Trabajo registró en tiempo y forma.

Supuestamente el Consejo Municipal Electoral informó al representante petista, César Merino Martínez, que será hasta el día de las votaciones cuando se entreguen los nombramientos, lo cual será a criterio de los presidentes de las casillas, por lo que existe el temor de que se les niegue la acreditación y con ello la posibilidad de vigilar el proceso electoral.