Por falla en tubería se inundó el ala norte del Hospital General de Tehuacán

La falla de una tubería que se rompió provocó que se inundara el ala norte de hospitalización del Hospital General de Tehuacán, lo que provocó que de urgencia se trasladara a algunos pacientes al ala sur para así poder atender el problema que se suscitó durante la madruga del domingo.

Es producto de la mala calidad de remodelación, consideró Mario Arturo Paz Cruz, integrante del Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de Salud (SINTS), quien informó que el problema se suscitó en un área de reciente creación, por lo cual expresó que este tipo de sucesos hacen dudar de que se haya realizado un buen trabajo en esa obra.

Manifestó que los trabajadores en turno tanto de intendencia como los de atención a los pacientes tuvieron que actuar de forma rápida para sacar a los internos de la zona y resolver la situación, ya que por la forma en que se presentó el problema había riesgo de que el agua afectara la red eléctrica.


Para resolver la situación tuvieron que romper parte de un muro, pues solo así se consiguió aislar la tubería rota, según detalló Mario Arturo Paz, quien dijo que hay una parte de la red que se canceló para evitar otra situación similar, asunto del que se deberá informar a las autoridades estatales a fin de que atiendan el caso en general, toda vez que hay otros detalles.

Dio a conocer que el problema se resolvió completamente hasta cerca del mediodía, por lo que los pacientes reubicados regresaron a la sala norte, donde para fortuna del hospital solos se tenía una ocupación de 35 por ciento, lo cual facilitó el traslado de los internos que lo requerían y la limpieza del espacio.

El ex líder sindical resaltó que lo ocurrido ayer es una muestra de que se requiere tener en funciones las brigadas de Primeros Auxilios y Seguridad e Higiene, ya que con esa organización los trabajadores saben reaccionar con más prontitud y certeza ante esos sucesos.

Hizo mención de que hasta el momento en que la fuga fue controlada, no había hecho acto de presencia ni el jefe de la jurisdicción sanitaria, Felipe de Jesús Díaz González, ni otra autoridad de salud del estado, lo que consideró una falta de responsabilidad ante ese hecho.

Por su parte la Secretaría de Salud del Estado, emitió un comunicado en el cual confirmó la fuga, al tiempo de manifestar que se atendió con prontitud la falla y no se puso en peligro la integridad de los pacientes, sin mencionar que parte de ellos fueron trasladados a otra área del nosocomio, mientras se realizaron las labores de limpieza y reparación del desperfecto.