Extractivismo minero, saqueo y resistencia / II

La minería en México es el megaproyecto transexenal que inicia con la modificación a la Ley Minera, con Carlos Salinas, actividad causante de las mayores atrocidades irreversibles en los ecosistemas y la de mayor consumo de agua, contaminación y devastación, directamente relacionada con el cambio climático. Hoy, existen 987 mineras transnacionales, 80 por ciento de Canadá, 12 por ciento estadounidenses y 8 por ciento chinas, japonesas e italianas.

El gobierno mexicano ha entregado 57 mil hectáreas para proyectos mineros en áreas naturales; la irresponsable senadora del Partido Verde Ecologista, Ninfa Salinas Sada, hija de Ricardo Salinas Pliego, presidenta de la Comisión de Energía en el Senado y promotora de la Ley de Biodiversidad que es un regalo para la minería y el fracking, así como un atentado más al patrimonio natural de México al autorizar la minería en Áreas Naturales Protegidas: La ley fue aprobada al vapor por el PRI–PVEM el 15 de diciembre de 2017 y la senadora Salinas ha sido señalada por los conflictos de interés asociados a los proyectos de minería metalúrgica a cielo abierto a cargo del Grupo Salinas.

El uso del agua en la minería es criminal, tan solo en Zacatecas la minería consume 3 millones de litros de agua cada hora. La minera canadiense San Xavier, ubicada en San Luis Potosí, que desapareció completamente al Cerro de San Pedro, símbolo emblemático del escudo de San Luis Potosí, consume 32 millones de litros de agua diarios mezclados con 16 toneladas de cianuro, los brotes de enfermedades se asocian a este fenómeno en la capital del estado. Una sola minera llega a usar hasta 18 mil toneladas de explosivos anuales pulverizando montañas, alterando el nivel freático, desplazando las aguas subterráneas y provocando la desertificación.


Se avecina un golpe fatal que pretende dar el PRI en el Congreso con la Ley General de Aguas, que ya promueve el Diputado priista José Ignacio Pichardo, que sustituye a la llamada Ley Korenfeld por su entonces promotor David Korenfeld, exdirector de la Conagua hasta abril de 2015. La iniciativa de Ley contempla la autorización a compañías mineras y petroleras del uso de aguas nacionales para explotar hidrocarburos mediante el fracking, la privatización del agua, la entrega a perpetuidad de pozos y manantiales, y el aumento de tarifas para uso doméstico; situación que viola el derecho a la vida.

El periodista Jesús Lemus, denuncia una relación estrecha entre el crimen organizado y los dueños de las mineras, los señala como socios y encargados de las ejecuciones, desapariciones, persecuciones o desplazados. La ruta de los minerales es la misma del trasiego de drogas y armas, su perversidad supera al narcotráfico.

La Secretaría de Economía se afana de decir que México es el 8º productor de oro y primer productor de plata, lo cierto es que el Banco de México, para aumentar sus reservas, compra oro mexicano a la canadiense Goldcorp Inc, extraído en subsuelo mexicano con obreros mexicanos; así las cosas, pulcros en sus países y perversos en suelo ajeno.