EXTERMINAR A UNA FAMILIA

En franca represión a la familia Sarabia y a la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) trasladó este miércoles a Xihuel Sarabia Reyna, hijo del fundador y asesor general de la agrupación, Rubén Sarabia Simitrio, al penal de mediana seguridad del municipio de Tepexi de Rodríguez.

En este espacio hemos insistido en que la atroz ofensiva desatada desde el gobierno que encabeza el panista Rafael Moreno Valle Rosas tiene todos los tintes de una campaña de exterminio hacia la familia del líder máximo de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre.

No es exagerada la afirmación: se observa en la actuación del aparato judicial una encomienda clarísima para ejecutar selectivamente sobre la familia Sarabia órdenes de aprehensión y mantener bajo acoso al resto de la combativa organización que ellos han logrado sostener desde hace más de tres décadas.


Los ataques se dan por todos los medios posibles y, por desgracia, hay también personas que se prestan a la traición. Militantes que en este momento, uno de los más críticos en la historia de la UPVA 28 de Octubre, la abandonan, pretextando causas que hasta antes de esta embestida del morenovallismo ni siquiera habían mencionado.

Es así que no queda duda del objetivo de Rafael Moreno Valle: pretende exterminar a los Sarabia y acabar con la organización, pero olvida que ésta ha sobrevivido a otros que han perdido en el intento.