Expone el Museo UPAEP la obra de Aurora Reyes, la primera muralista mexicana

Fotorreproducción Abraham Paredes

Nació en la ciudad de Hidalgo del Parral, Chihuahua, el 9 de septiembre de 1908 y murió en la Ciudad de México el 26 de abril de 1985. Su abuelo Bernardo Reyes y su padre León Reyes fueron destacados militares del régimen porfirista, lo cual significó un problema durante el periodo revolucionario. Fue sobrina del escritor Alfonso Reyes, a quien admiró profundamente.

Desde 1921 estableció una larga y entrañable amistad con su compañera de la preparatoria Frida Kahlo, con quien compartió su amor por la pintura y admiración por el muralismo de Diego Rivera y José Clemente Orozco. Estaba convencida de que el arte era un vehículo de educación, además de una potente herramienta política.

Se trata de Aurora Reyes, una mujer reconocida por su apasionante trabajo artístico, literario y político que se vio concretado en el arte mural que desarrolló durante más de cinco décadas en el país.


Primera Muralista Mexicana: Aurora Reyes, es el nombre de la exposición que hasta el 5 de mayo se exhibe en el Museo UPAEP, recinto ubicado en la 11 Poniente 1914, en el Barrio de Santiago.

Bajo una línea curatorial retrospectiva, en dicha muestra se integran 68 obras de caballete, reproducciones y bocetos de murales, dibujos y grabados que ofrecen una visión del trabajo realizado por la artista a partir de la década de los años 30 del siglo anterior.

Formada bajo los valores estéticos e ideológicos de la escuela mexicana de pintura, Aurora Reyes participó activamente en el diseño del discurso visual, plasmando acontecimientos históricos, políticos y sociales del momento.

Con ello, dejó testimonio de la época y sociedad, entre ellos muralistas, escultores y grabadores del México pos revolucionario.

“La pintura mural constituye el mensaje de México a la humanidad presente que se debate en la angustia de una era que agoniza y otra que nace aún cubierta de sangre pero con la firme decisión de hacer su futuro una vida de paz, belleza y libertad”, escribió Aurora Reyes.

Como escribe Margarita Aguilar Urbán en su libro Aurora Reyes: alma de montaña, la muralista fue una académica defensora del arte realista de contenido social que reafirmó su convicción de educar a través del arte.

“Su espíritu cívico, su amor a la grandeza de la cultura prehispánica, su mística de la educación, su apología de la lucha de la maestra rural, su culto a los héroes patrios y a los constructores de la cultura nacional, aparecen como constantes en una obra que debe analizarse como otro punto de vista, singular en su estilo, dentro del muralismo mexicano”, describe.

Ejemplo de ello son las piezas exhibidas en el Museo UPAEP: los retratos Aurora Reyes, Concha Michel y Frida Kahlo; de Chaveña Villaseñor y de la “peque” Josefina Vicens; los óleos El primer paisaje, La niña de las conchas y Niño enfermo; así como los proyectos muralísticos sobre las figuras de Cuauhtemoc y Quetzalcoatl, y la serie de grabados Sombreros, Campesinos, Niño ahogado, Elote, Madre, Mujer de la guerra, El abrazo de piedra y El planeta.

Como muralista, anota Margarita Aguilar, Aurora Reyes peleó con perseverancia para obtener muros aún en contra de los prejuicios del género y de los cambios de ruta en los movimientos artísticos. “Su compromiso con el destino del país manifestó en su convicción de transmitir mensajes a través de los murales para tocar la conciencia de los mexicanos y del mundo en un momento histórico trascendente del hombre moderno”.

Primera Muralista Mexicana: Aurora Reyes se puede visitar de lunes a jueves de 9 a 17 horas, y viernes de 9 a 16 horas. Para reservar una visita guiada se puede escribir al correo electrónico gratuita:museo@upaep.mx.




Ver Botones
Ocultar Botones