Exige la REMA a Moreno Valle que respete el rechazo de comunidades a megaproyectos

La Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) hizo un llamado enérgico al Poder Ejecutivo que encabeza el panista Rafael Moreno Valle Rosas para que respete la lucha de oposición que los pueblos de la Sierra Norte realizan contra minas, hidroeléctricas y otros megaproyectos, además de que garantice la integridad física de los vecinos y activistas que los apoyan.

“Desde la Red Mexicana de Afectados por la Minería hacemos un fuerte llamado al gobierno del estado de Puebla para que, en el ejercicio de sus facultades, haga valer el estado de derecho y garantice, al mismo tiempo, el derecho a la autodeterminación de los pueblos de la Sierra Norte y la seguridad e integridad física de quienes acompañan estos procesos populares de toma de decisiones, particularmente la de nuestra compañera Silvia Villaseñor”, expresó ayer en un comunicado la organización.

Ayer mismo organizaciones como el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario A.C. (Imdec), el Consejo Tiyat Tlali, Consejo Tutunakú en Defensa del río Ajajalpan, la Coordinación Nacional de Antropología del Instituto Nacional de Antropología e Histiria (INAH) y miembros del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y Fundar Centro de Análisis e Investigación A.C., denunciaron que hay un acoso contra los opositores al Proyecto Hidrtoeléctrico Puebla 1, que promueve la empresa Deselec Comexhidro y que apoya el gobierno de la República:


“La empresa y los funcionarios parecen no entender (el) firme rechazo al proyecto, pues a partir de (una) asamblea comunitaria del pasado día 14, empezaron desencadenar una serie de actos para descalificar (la) decisión, pretendiendo presentarla como un conflicto entre habitantes del municipio”, indicaron en un comunicado.

Agregaron: “Contamos con testimonios de personas que recibieron 200 pesos por parte de la empresa para presentarse el día 20 de junio pasado en la presidencia municipal de San Felipe Tepatlán expresando que sí quieren el proyecto.

“Al siguiente día se publicó una nota anónima en el portal del periódico e–consulta del estado de Puebla en donde falsean información, descalifican y señalan a las organizaciones solidarias a las que invitamos a la Asamblea Comunitaria del 14, como el Consejo Tiyat Tlali y Fundar Centro de Análisis e Investigación, en la misma nota se nos tilda como ‘maleantes’ a quienes rechazamos la simulación de consulta y el proyecto hidroeléctrico.

“Por su parte, el presidente del comité de padres de familia del Centro Educativo Escolar Indígena, en presencia de la directora de la escuela y de otras madres de familia amenazó con secuestrar a hijos de las integrantes del Comité en Defensa del río Ajajalpan.

“Estas son solo muestras del comportamiento ilegal de las autoridades de gobierno y de la empresa que buscan inhibir nuestras acciones pacíficas como defensores indígenas del territorio, así como de las organizaciones de derechos humanos que acompañan nuestra defensa”, finalizaron.