Exhibirá el Museo Amparo las videoinstalaciones del artista inglés Isaac Julien

Luego de su estancia en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), en la Ciudad de México, llegarán a Puebla las videoinstalaciones de Isaac Julien (Londres, 1960), cineasta y artista visual que ha desarrollado su obra en torno a problemáticas sociales atravesadas por la raza, el género y la migración.

En colaboración con el Festival Internacional de Cine de la UNAM (FICUNAM), la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro y el propio MUAC, bajo la curaduría de Amanda de la Garza, se mostrarán en el Museo Amparo –a partir del 10 de septiembre– las instalaciones Playtime & Kapital, en las cuales el artista inglés reflexiona sobre los mecanismos de operación de la economía en la era del capitalismo postindustrial.

Como explica el MUAC en su sitio de internet, en los últimos años la obra de Julien se ha enfocado en la videoinstalación a partir de una reflexión sobre el montaje, la narración, la tecnología en la producción audiovisual y la espacialidad de la imagen.


“De tal suerte que mediante obras de ficción sigue abordando temáticas relevantes en el mundo actual. Entre ellas se encuentra la economía capitalista, eje que articula las videoinstalaciones Playtime y Kapital”, ambas realizadas en 2013. Así, a través de ellas, el artista desarrolla una reflexión sobre la forma en que opera el capital.

Explican que la pregunta que detona la pieza Playtime, “es la dificultad para representar el capital y asirlo materialmente”. En ese sentido, la obra plantea mediante una trama visual, las diferentes formas que adopta el capital, entendiéndolo como una forma de relación social.

Por medio de una videoinstalación en pantallas múltiples, Isaac Julien construye una narrativa no lineal y fragmentaria, en el que la noción de montaje cinematográfico deriva también en un lenguaje espacial a partir del trabajo en diferentes canales.

En la narración cobran importancia los personajes y los lugares. Los personajes: un artista, un galerista, un famoso subastador de arte y una reportera, un administrador de fondos de inversión y un trabajadora doméstica filipina ejemplifican las relaciones de poder y explotación que produce el capital.

Cada uno de estos personajes está situado en diferentes escenarios: tres ciudades, en las que la lógica del capital se hace evidente si se considera que el capital logra organizar el espacio urbano y el paisaje. Las ciudades son Londres y Dubai, megalópolis y centros de poder económico en el orbe, y Reikiavik, en Islandia, país que sufrió uno de los colapsos económicos más violentos durante la crisis financiera global en 2008. En este entrecruce de personajes y situaciones, se vuelve evidente el vínculo que existe entre el arte, el mercado del arte y la economía capitalista, en donde el arte no solo supone disfrute sino ganancia económica, plusvalía y deseo.

Un ritmo de música de jazz acompaña fragmentos de la pieza, asemejando el carácter líquido y vertiginoso del capital. En las escenas, los personajes y en la textura de la imagen en alta fidelidad, se enfatiza constantemente el juego de seducción visual y técnica que ofrece el consumo, la ganancia y la especulación en el capitalismo contemporáneo.

Por su parte, la pieza Kapital registra la conversación entre el teórico marxista David Harvey e Isaac Julien, en el contexto del coloquio “Coreografiando el capital”, organizado por el artista en 2012 en la Hayward Gallery de Londres.

En dicho acto se dieron cita importantes intelectuales como Stuart Hall, Irit Rigoff, Paul Gilroy y Colin Macabe, con el fin de discutir desde diferentes posturas cómo puede entenderse el capitalismo actual, cuáles son sus formas de aparición y sus características, y si este puede ser descrito en los mismos términos en que lo hizo el marxismo clásico.

El coloquio y esta pieza, además, formaron parte de un largo proceso de investigación desde el cual el artista realizó la videoinstalación Playtime.