Ex embajador del Vaticano pide renuncia del Papa Francisco

cortesía: InfoVaticana

El sábado el arzobispo Carlo Maria Vigano, ex embajador del Vaticano en Washington, acusó en una carta abierta dirigida al Papa Francisco de haber ignorado las advertencias internas sobre el comportamiento de carácter sexual del cardenal Heodore McCarrick hacia jóvenes seminaristas y párrocos.

En el escrito de 11 páginas acusó al sumo pontífice de conocer e ignorar los abusos realizados por el cardenal McCarrick desde 2013, asimismo afirmó que la corrupción alcanzó a todos niveles jerárquicos dentro de la iglesia y pidió la dimisión del Pastor Universal, quien se negó a hablar sobre el comunicado.

En el regreso de su visita a Irlanda, el Papa Francisco dio una rueda de prensa a bordo del avión papal donde aclaró, respecto a la carta de Vigano, que no emitirá postura alguna respecto al tema:


“Ustedes tienen la capacidad periodística suficiente para sacar conclusiones. Es un acto de confianza. Cuando pase un poco de tiempo y ustedes tengan las conclusiones, quizá hablaré, pero me gustaría que su madurez profesional haga su trabajo. Eso les hará realmente bien”,  finalizó.

El 21 de julio el sumo pontífice aceptó la renuncia del cardenal Heodore McCarrick, de 88 años de edad, quien fue suspendido del ministerio tras ser acusado de abusos sexuales perpetrados a menores de edad hace casi 50 años, cuando McCarrick ejercía como cura en la arquidiócesis de Nueva York.

En el año 2009 en Irlanda se dio a conocer una investigación contra 400 sacerdotes de la arquidiócesis de Dublín con un recuento de 25 mil víctimas aproximadamente. Entre los casos de este año se encuentran el de Chile donde en mayo se dieron a conocer las investigaciones en contra de más de 80 sacerdotes acusados de abusar sexualmente de niños y adolescentes, cuyos actos fueron perpetrados hace más de 40 años.

El caso más reciente fue expuesto el 14 de agosto cuando la Corte Suprema del estado de Pensilvania publicara un informe en el que se documentó que durante los últimos 70 años en las diócesis de Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh y Scranton, se llevaran a cabo presuntos casos de abuso sexual cometidos por miembros del clero. En este caso fueron acusados aproximadamente 300 miembros del clero por cometer abuso sexual a mas de mil menores, cerca de dos tercios de los sacerdotes acusados han muerto.