Ex directores de Policía y Tránsito Municipal informaron que no han sido requeridos por la FGE

Tehuacán. Luego de que fueron separados de sus cargos por el decreto a través del cual el gobierno del estado tomó el mando de la Seguridad Pública Municipal, reaparecieron públicamente los ahora ex directores de Seguridad Pública, Marco Antonio López Alfaro y de Tránsito Municipal, Enrique Ximello Salaya, ambos informaron que no han sido requeridos por la Fiscalía General del Estado (FGE).

“No tengo convenios con nadie, no tengo nada que esconder, todo lo que se hizo fue conforme a las reglas”, sostuvo Marco Antonio López, quien aseguró que tramitó un amparo como medida de protección únicamente, pero no se esconde ni anda evadiendo a la justicia, pues sigue radicando en Tehuacán y si la FGE lo requiere se presentará para rendir cuentas de su trabajo.

De igual modo expuso que no hay usurpación de funciones por parte de los elementos policiacos que fueron detenidos y algunos de ellos vinculados a proceso por ese delito. Al respecto señaló que varios de ellos estaban en espera de ser remitidos para la presentación de sus exámenes de control y confianza pero estaban ya en proceso de darlos de baja.


Negó tajantemente que dentro del área que tuvo a cargo se contara con gente que cobrara en nómina sin trabajar, por lo que consideró que todo ello se tiene que aclarar por parte de las autoridades para no afectar a los trabajadores.

Respecto a la entrega de su dirección, expuso que existe personal en cada una de las áreas que tiene la capacidad y la información para realizar ese proceso, pero aclaró que si es necesario que lo haga personalmente así lo hará, indicación que debe darle el ayuntamiento a través de Contraloría Municipal.

Por su parte el ex director de Tránsito Municipal, Enrique Ximello, dio a conocer que al igual que López Alfaro, también tramitó un amparo aunque tampoco ha sido llamado a comparecer por parte de la FGE.

El ex director informó que ha estado en contacto con los familiares de los elementos que se encuentran detenidos, algunos de los cuales cuentan con el apoyo legal por parte del ayuntamiento, mientras que otros decidieron contratar abogados de forma particular, para que lleven los casos.

Igualmente adelantó que si la FGE lo requiere acudirá para aclarar todos los asuntos que tengan que ver con Tránsito Municipal, puesto que no cometió ninguna ilegalidad durante el tiempo que se desempeñó como director de esa dependencia.