Evidencias de la deuda oculta de Moreno Valle están en sus propios documentos: Morales

Es increíble que el gobierno del estado de Puebla “no quiera reconocer la deuda oculta, el sobre ejercicio o superávit fiscal que a todas luces es dudoso por las partidas en las que tienen su origen, que de acuerdo al articulo octavo de la clasificación del objeto del gasto, de la cuenta pública y de la ley de Egresos del estado de Puebla, en donde comparamos, algo tan simple como son los ingresos, con respecto a los egresos, de fuentes oficiales o acaso ya ni eso van a reconocer la información que ellos mismos generan”, advirtió Eudoxio Morales Flores.

En respuesta a la carta que envió la semana pasada la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) para rechazar que en esta gestión haya deuda oculta u otros movimientos financieros que comprometan los recursos de la entidad, el investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), dijo que los funcionarios de la dependencia deberían revisar los informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) –particularmente la Unidad de Coordinación de Entidades Federativas al Cuarto Trimestre del 2015–, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, la Ley de Ingreso del estado de Puebla, la cuenta pública del estado de Puebla, amén de la Ley de Egresos del Estado de Puebla 2011–2016.

“Me queda claro que el gobierno de Puebla no quiere reconocer toda la deuda oculta que por años ocultó, pero que la propia ASF a través del informe de Deuda Pública y otros pasivos de los gobiernos de las entidades Federativas y Municipios mediante la Unidad de Coordinación con entidades Federativas con oficio numero 351AEOS1327, de fecha 13 de Agostos de 2105 y en la página electrónica de la SHCP de Estados, Deuda Pública de Entidades Federativas y Municipios, del segundo trimestre de 2015, se publica el saldo al cierre de mayo y junio 2015: existe una deuda de 15 mil 727.50 millones de pesos de los cuales corresponde 8 mil 693.60 millones de pesos de deuda registrada ante la SHCP. De allí, hay 2 mil millones que solicitó el (gobierno del) sexenio anterior, pero que se gastó el actual gobierno, hay evidencias al respecto, ¿o acaso ya se olvidó al señor gobernador segundo existen obligaciones y pasivos por 7 mil 33.90 millones de pesos?”, cuestionó.


El académico añadió que “las cantidades anteriores se toman en cuenta sin contabilizar intereses, ya que cualquier deuda o pasivo, genera intereses, aunque el andamiaje jurídico que creo en la ley estatal de deuda pública, concretamente el artículo sexto de la Ley de Deuda Publica que se publicó en periódico oficial el 19 de septiembre de 2012, estableció que ‘no constituye deuda publica los proyectos de inversión para la presentación de servicios de largo plazo o contratos relacionados con obras publica o bienes’. Es así que gracias al cambio legal dejaron de llamarse deuda para convertirse PPS”.

Indicó que “el gobierno del estado solo reconoce como Deuda Contingente avalada por el gobierno del estado de Puebla estos tres PPS que son: el Museo Internacional Baroco (MIB), el Centro integral de Servicios (CIS) y la plataforma Audi, que son deuda técnica y económica y financiera, porque son pasivos y suman la cantidad de 16, mil 159.32 millones de pesos sin intereses , pero después de la corrida con las distintas tasas de interés y años nos dan una cantidad de 38 mil 046 .63 millones de pesos”.

Añadió que “también hay una deuda contingente no avalada por el gobierno del estado de Puebla, conocido como el viaducto elevado de Puebla, el cual la SCT puso de recursos federales 5 mil 500 pesos y de un APP o PPS. Hay otros 5 mil millones de pesos que pusieron las empresas OHL y Pinfra que en 30 años a una tasa de interés 13.56 por ciento vamos a pagar los poblanos después de la corrida financiera asciende a 15 mil 798 millones de pesos, que sumados al capital nos arroja una suma de 20 mil 798 .43 millones de pesos”.