Evidencia el ayuntamiento la falta de estrategia para el saneamiento del Atoyac

El gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas no tiene un programa para el rescate del río Atoyac, confirmó Ismael Couto Benítez, coordinador de Vinculación y Participación Ciudadana del ayuntamiento de Puebla, al referir que el Poder Ejecutivo sólo cuenta con un programa de concienciación.

El funcionario municipal precisó que durante los tres años de gobierno no se tiene un registro de un programa por parte de la administración estatal para rescatar uno de afluentes más contaminados de todo el país, pero se emprende un “mecanismo de mercadotecnia” para presentar a los turistas ‘la cara bonita’ del afluente.

El Modelo Interactivo, que consiste en el Mirador Turístico del Ecoparque Metropolitano, lugar donde se concentran una pista atlética, sillas, mesas y otros componentes para un día de campo al lado del maloliente río Atoyac, es la único acción del estado para concienciar a los poblanos del cuidado de este recurso natural, abundó.


“Por el momento, lo que hizo el gobierno del estado es el mirador del río Atoyac, pero este es sólo un asunto de educación ambiental,  de devolver la cara bonita al río, es un tema primordial  como un mecanismo de mercadotecnia, durante estos tres años no existe un registro de otro proyecto”, añadió.

Entrevistado tras la presentación del Premio al Mérito Ambiental del Municipio de Puebla, el servidor público reconoció que, para evitar que aumente la contaminación,  desde su jurisdicción se identifica a las empresas que arrojan desechos al caudal.

Tras detectar a las contaminantes, el ayuntamiento de Puebla emite una queja formal ante la Comisión Nacional del Agua (CNA), órganismo encargado de sancionar las irregularidades en materia de daño al medio ambiente y también da parte a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El departamento de Coordinación de Vinculación y Participación Ciudadana ha detectado que empresas del área textil arrojan sus desechos tanto en el Atoyac como en el río Alseseca.

“En Puebla y Tlaxcala tenemos que atacar el problema, porque aunque hagamos acciones de limpieza, si las empresas no dejan de tirar sus desechos nos tomará más de 20 años solucionar el problema de la contaminación”, aseveró.

Aunque dijo que ignoraba el número de empresas que han sido sancionadas por estas irregularidades, afirmó que existe un registro de cancelación de negocios por atentar contra los recursos naturales. La facultad del ayuntamiento únicamente permite sancionar daños respecto a la atmósfera y ruido, remató.

En materia de medio ambiente, el faltante de la administración de Eduardo Rivera Pérez, añadió el funcionario, es el decreto de área protegida en el Cerro de Amalucan, predio que es de propiedad privada; este nombramiento lo tiene La Calera, que cuenta con 130 hectáreas de área verde y el Parque de Chapulco, que incluye la zona de Valsequillo.

Antecedentes

En mayo del 2012 La Jornada de Oriente dio a conocer que las plastas tratadoras del río Atoyac, a cargo del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP), se encontraban fuera de servicio.

A pregunta expresa, Couto Benítez, confirmó que mantuvieron un acercamiento con la paraestatal y CNA, para atender este problema. Sin embargo, advirtió que hace falta presupuesto para activar las planta tratadoras de agua.

“Nosotros no tenemos injerencia, es un tema más de la CNA, Soapap, el problema son los recursos, la deuda que tiene la paraestatal es más grande que el presupuesto de la ciudad”, finalizó.