EU y Canadá sientan bases para que el sector agroalimentario siga creciendo: Peña Nieto

FOTO: imagen / Jafet Moz

A menos de dos meses que concluya su mandato, el presidente de México Enrique Peña Nieto habló de los cuatro beneficios que trajo para el país la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, la cual aseguró “sienta las bases para que el sector agroalimentario siga registrando cifras históricas como sucedió durante los últimos seis años”.

Durante la inauguración del 15 Foro Global Agroalimentario en Puebla, destacó que uno de los logros es que se  mantiene el libre comercio y acceso preferencial a los bienes agrícolas mexicanos, que podría pasar desapercibido para algunos países pero para el nuestro es trascendental.

“Por varios meses enfrentamos una amenaza real de poner fin al Tratado de Libre Comercio, lo que dañó no sólo a los productores sino también a los consumidores de nuestro país”, admitió.


En segundo término, el presidente de la República mencionó que se logró retirar la propuesta de estacionalidad, lo cual impedía la exportación de productos alimentarios mexicanos durante cualquier época del año a los mercados más importantes de Estados Unidos.

En tercer lugar, Enrique Peña Nieto dijo que se mantiene el Comité Agroalimentario para dar seguimiento a la integración de compromisos creados, lo que permitirá hacer un balance constate y regular de los avances de la nueva negociación.

En cuarto punto, informó que se fortalece el capítulo de medidas sanitarias y fitosanitarias, luego de señalar que el nuevo acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá sienta las bases para que el sector agroalimentario siga registrando cifras históricas en los últimos seis años.

“Desde hace 20 años, México no alcanzaba un superávit agroalimentario con un registro de 160 mil millones de dólares, es decir, 55 por ciento más que en el mismo periodo, en comparación con el sexenio anterior”, enfatizó.

En compañía del gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, Peña Nieto refirió que actualmente los productos agroalimentarios mexicanos llegan a más de 160 países del mundo.

Entre los años 2012 y 2017, el presidente de la República precisó que la exportación del sector hacia sus socios comerciales aumentó más del 40 por ciento y, en el mismo periodo, pero a América del Norte el incremento fue mayor, del 60 por ciento.

“México recibe mayores ingresos por la explotación de alimentos que por rubros como el petróleo, las divisas que genera el turismo o las remesas que llegan al país”, comparó.