Estima PRD fuga de 10 por ciento de sus militantes para incorporarse a Morena

El secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Puebla, Carlos Martínez Amador, estimó que renunciarán al sol azteca 10 por ciento de sus militantes para incorporarse a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que lidera Andrés Manuel López Obrador.

En esa lógica, hizo un llamado a los afiliados inconformes con el instituto político a no demorar su decisión, pues a su parecer es “mejor” que “quien se tenga que ir del PRD se vaya el día de hoy a que se vaya el día de mañana”.

Martínez Amador, quien también es coordinador de la bancada del sol azteca en el Congreso estatal, emitió un punto de vista sobre la fuga de copartidarios al ser cuestionado en entrevista sobre la decisión que tomó uno de los fundadores de esa fuerza política de izquierda, Jorge Méndez Spínola, de dimitir a su militancia de 25 años.


Con Jorge Méndez se fueron la regidora de Puebla capital Ángeles Ronquillo Blanco, la consejera nacional Xadeni Méndez Márquez, la ex diputada local Rosa Márquez Cabrera, el ex regidor David Méndez Márquez, el coordinador de asuntos legales y jurídicos de IDN, Pablo Herrera Romero; el dirigente municipal de Cuetzalan, Lázaro López Hernández, el consejero estatal Luis Morales Pérez, así como Mauro Aquino Delgado y Carlos Popoca Bermúdez.

“Si no estaban a gusto creo que en el fondo, para el proyecto perredista, es mejor que quien no esté a gusto decida salir de las filas del PRD”, expresó el representante popular líder de una fuerza política en el que militan cerca de 96 mil 600 ciudadanos en Puebla.

Señaló que de la Revolución Democrática continuará los trabajos de organización para el proceso electoral federal 2014–2015, en el que se renovarán los espacios de la Cámara de Diputados.

En ese contexto consideró que “los nombres y apellidos ya no importan tanto”, ya que la prioridad del instituto político será construir una estructura electoral que le permita postular candidatos competitivos y acercarse a los ciudadanos.

Cuestionado si afectará la fuga de militantes, Carlos Martínez expresó: “Siempre será preferible que no se vaya nadie, electoralmente hablando, pero creo que es un momento que nosotros tenemos que aprovechar para renovar al partido”.

Consideró que no será “tan” grave la salida de 10 por ciento de los militantes perredistas, pues a su parecer el partido tiene la fortaleza necesaria para “reparar en el camino”.