Este domingo concluye la exposición Los Caprichos de Goya en el MIB

Fotos José Castañares

Este viernes inicia la cuenta regresiva para conocer de vista inmediata una de las obras más polémicas del Romanticismo: Los Caprichos de Goya, que está montada en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Internacional Barroco (MIB) hasta este domingo.

Los 80 grabados de Francisco de Goya y Lucientes exhiben una crítica a los vicios de su época y permiten vislumbrar el punto de vista que el genio español tenía sobre los tiempos decadentes que se cernían sobre un mundo en ruptura con sus tradiciones.

Destaca en la colección El sueño de la razón produce monstruos, el número 43 de los 80 grabados dados a conocer en 1799 y cuyas placas fueron entregadas tiempo después.


Al respecto de los grabados, el MIB ha informado en sus redes sociales: “Conoce estas obras realizadas en Madrid en 1799, en las que el artista empleó una técnica mixta de aguafuerte, aguatinta y retoques de punta seca. Goya se valió del claroscuro para acentuar la ambigüedad de su mensaje crítico.

“En un anuncio publicado el 6 de febrero de 1799, Francisco de Goya afirma “estar persuadido de que la denuncia de los errores y vicios humanos debe ser objeto de pintura, a fin de exhibir desaciertos comunes en toda sociedad”.

“Los Caprichos aparecen en una de las décadas más decisivas en la trayectoria y producción artística de Goya.

La exposición puede ser vista de manera gratuita en horario de 10 a 19 horas hasta este domingo.