Es la Sierra Negra la región más marginada de Puebla, revela delegado de la CDI

Tehuacán. De las cinco regiones del estado, la Sierra Negra es la que vive la mayor marginación, desde social hasta en materia de salud y educación, manifestó el delegado de la Comisión para la Atención de los Pueblos Indígenas (CDI) en el estado.

Isidro Rodríguez García expresó que en esta región se sufre de un marcado rezago educativo, lo cual complica en muchos aspectos la vida de quienes la padecen, pues al no contar con una preparación académica no logran acceder a empleos mejor remunerados.

Ni siquiera la migración es una buena opción para ellos, detalló, debido al rezago educativo y a que muchos de ellos solo hablan su lengua indígena, por lo tanto no logran colocarse en buenos trabajos y se quedan en los espacios de marginación en las zonas conurbadas.


Además del bajo ingreso económico, también tienen muy pocas posibilidades de acceso a los servicios de salud y cuando son víctimas de algún delito es muy difícil que se les haga justicia.

Zoquitlán, dijo, es el municipio con el índice más alto de rezago educativo, aunque en toda la Sierra Negra los números en esa materia no son muy diferentes, por lo cual se busca aplicar estrategias para que los adultos puedan regularizarse.

Rodríguez García lamentó que quienes no nacieron en poblaciones indígenas se olviden de todo lo que culturalmente han aportado esas comunidades al país, pues lejos de reconocerlo se nota un menosprecio por la lengua, los usos y las costumbres de esos pueblos, que son los que cimentaron la riqueza mexicana.

Otra muestra de ello, agregó, es el modo en que los consumidores valoran la artesanía mexicana, aún cuando está comprobado que la mayoría tiene una calidad muy alta y profundo valor artístico, pero siempre existe la idea de que su precio es muy bajo.

Estudios que se tienen sobre la situación económica de esas poblaciones, indican que existen familias que subsisten con solo 30 pesos diarios, recurso insuficiente para cubrir las necesidades elementales del hogar.

Recordó que en las zonas indígenas las familias son numerosas, lo que hace más difícil la subsistencia con un recurso tan bajo, ante lo cual es necesario que se tomen acciones para sacarlos de la marginación y pobreza en que viven.