Es imprescindible que nuestros niños y adolescentes crezcan en entornos de respeto, paz y armonía: EPN

Sociedad y autoridades tienen la responsabilidad de crear condiciones propicias para que cada niño y adolescente estudie y se desarrolle en un ambiente adecuado para su realización plena, estableció el presidente Enrique Peña Nieto.

‘’Si queremos un México libre de violencia, es imprescindible que nuestros niños y adolescentes crezcan en entornos de respeto, paz y armonía. De la formación que reciban nuestros menores, dependerá que mañana tengamos una mejor sociedad’’, dijo el mandatario durante la Promulgación de la Ley de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

En una ceremonia realizada en Los Pinos y en la cual estuvo acompañado de su esposa Angélica Rivera –en la primera aparición pública de ella tras el sonado caso de la llamada Casa Blanca, de su propiedad- Peña Nieto aseguró que Gobierno de la República trabaja con decisión y compromiso por la protección de la niñez, tal como lo obliga la Constitución del país.


Con la asistencia también de legisladores de diversos partidos y del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, el jefe del Ejecutivo también refrendó su compromiso con las garantías individuales, ‘’que son indispensables para que nuestra sociedad viva en armonía y se desarrolle a plenitud en todos los órdenes de la vida social’’.

Al destacar que en México viven 40 millones de menores de 18 años, prácticamente uno de cada tres mexicanos, Peña Nieto dijo que trabajar por sus derechos, por su educación y pleno desarrollo es un deber ético y un compromiso permanente del Gobierno.

Destacó las particularidades de la nueva legislación –enviada como iniciativa preferente al Congreso en septiembre de este año- y donde se reconoce a los niños y adolescentes como titulares de un amplio catálogo enunciativo de derechos, como el que todos los menores deben gozar del mismo trato, garantías y oportunidades.

También se incluyen el derecho a la salud gratuita y de calidad, el acceso a asesorías y orientación sobre salud sexual y reproductiva; derecho a la educación de calidad; al acceso a las tecnologías de la información y comunicación y también, el derecho a la participación.

‘’La voz y las ideas de los menores en México deben ser escuchadas y tomadas en consideración respecto a asuntos que sean de su interés, conforme a su edad y desarrollo’’, destacó Peña nieto.

Asimismo, resaltó la ampliación de sus prerrogativas en materia de protección y asegurar su integridad.

Por ello dijo también que sería insuficiente sólo enunciar derechos inherentes a los niños y adolescentes y no fortalecer las instituciones del Estado mexicano que estén en aptitud y en capacidad de hacer realidad estos derechos.

De ahí la creación de nuevas instituciones y el fortalecimiento de otras para llegar a un sistema nacional de protección integral que encabezará el propio titular del Ejecutivo federal y con representación de la sociedad civil.

 

 

 

 

 

Con información de La Jornada en Línea.