Enfermedad por comida chatarra

Los expendios de comida rápida de origen gringo que venden hamburguesas, papas fritas, refrescos, postres, ofrecen alimentos con 2 mil 200 calorías, que físicamente re-querirían correr un maratón para quemarlos
Los expendios de comida rápida de origen gringo que venden hamburguesas, papas fritas, refrescos, postres, ofrecen alimentos con 2 mil 200 calorías, que físicamente re-querirían correr un maratón para quemarlos

 

La acumulación excesiva de triglicéridos en tejidos resulta de ingerir muchos nutrientes de comida chatarra, llamada también comida basura, derivada del inglés junk food, que técnicamente se maneja como comida que contiene elevados niveles de grasa, sal, azúcar, condimentos, glutamato monosódico para potencializar el sabor y tartracina como colorante alimenticio, conjunto de complementos que estimulan apetito y sed, que sumados al ocio y vida sedentaria dan por resultado obesidad y males cardiacos, diabetes dos, caries, celulitis, que son el resultado de un estrato corpóreo con trastornos metabólicos, médicamente expresados cuando el peso se eleva 30  por ciento más de lo normal.

Los expendios de comida rápida de origen gringo que venden hamburguesas, papas fritas, refrescos, postres, ofrecen alimentos con 2 mil 200 calorías, que físicamente requerirían correr un maratón para quemarlos. Dentro de una sociedad capitalista y consumista como la que está dominando en México, hay mucha posibilidad de consumir comida chatarra: hamburguesas, salchichas, papas fritas, productos congelados de microondas, refrescos, dulces, que especialmente niños, al comerlos diariamente, se les convierten en hábito y al paso del tiempo tendrán consecuencias irreversibles.


El Centro para la Ciencia de Estados Unidos acordó elaborar 10 premisas de comida que aumenta el peso de los consumidores: 1. Steak Down, que es un bistec de cerdo de 24 onzas, de solomillo de cerdo con papas fritas y crema de espinacas que aporta 2 mil 570 calorías y 85 gramos de grasa saturada. 2. Pastel de queso (cheesecake), una rebanada de mil 540 calorías y 59 gramos de grasa saturada. 3. Batido, una preparación de helado, nuez, brownie (pastelillo de chocolate), azúcar, caramelo, conteniendo una porción mil 590 calorías y 42 gramos de grasa saturada. 4. Sufflé de queso, hecho con queso provolone, albóndigas en salsa marinada, salsa con toque de pimienta roja, fettuccine con crema de queso parmesano; aportando mil 520 calorías y 43 gramos de grasas saturadas. 5. Meltdown, un sándwich con queso mozzarella acompañado de papas fritas, con valor de mil 260 calorías y 21 gramos de grasa saturada. 6. Hamburguesa con tocino ahumado, de mil 250 calorías, 42 gramos de grasa saturada y sodio. 7. Pollo frito con una porción de seis piezas de pollo frito y condimentos, con mil 500 calorías. 8. Donas rellenas de grasa “trans”, con mil 200 calorías. 9. Hot dogs y banderillas, alimento frito de versiones diferentes, agregadas de aderezos, salsas y condimentos, con 900 calorías y unos 15 gramos de grasas. 10. Papas fritas, cuya porción contiene 800 calorías y acompañadas de salsa o queso, con niveles de sodio altos. Cualquiera de estos alimentos comunes, en Estados Unidos, se van arraigando en México, acumulan grasa y colesterol en las arterias trastornando su funcionamiento, por lo que la cultura alimenticia obliga a no consumirlos diariamente por tener pobre valor nutricional y muchas calorías, como las personas no lo saben, los padres debieran evitar que sus hijos los ingieran, además de que no tienen una leyenda que los identifique.

La Cámara de Diputados aprobó que quien desee comer pastelillos, botanas, dulces y refrescos deberá pagar más. ¿Esta medida será capaz de reducir la enfermedad causada por ingesta de comida chatarra?