En represión a marcha, gobierno morenovallista detiene 40 unidades de transporte público

Tras la marcha contra el metrobús, la Asamblea Permanente del Transporte en Puebla denunció la represión del gobierno morenovallista con la detención injustificada de 40 de sus unidades durante el transcurso de la noche del martes y la mañana de este miércoles.

Samuel Méndez, vocero de la agrupación, informó que ante la cerrazón y la negativa al diálogo por parte del gobierno panista de Rafael Moreno Valle Rosas, hoy jueves a partir de las 9 horas realizarán una protesta enfrente de las oficinas de la Secretaría del Transporte para exigir la devolución de los vehículos.

Advirtió que si tampoco hay respuesta de las autoridades estatales el viernes paralizarán el transporte público de la zona sur de la capital, que comunica con municipios como San Andrés Cholula, Santa Clara Ocoyuan y Atlixco, y éstas a su vez con los estados de Oaxaca y Morelos.


En este paro del transporte público participarán por lo menos medio millar de unidades de las rutas 4, 64, 1, 25A, 20A y 22, por citar algunos.

El dirigente transportista se dijo sorprendido por el actuar del gobierno del estado. “Es sorprendente que la autoridad cierre la puerta y reprima a la gente, sólo por preguntar”.

En rueda de prensa, informó que los manifestantes que participaron en la marcha contra el metrobús se apostaron  frente a Casa Aguayo para dialogar con las autoridades, pero “el gobierno nos cerró las puertas de la Secretaría de Gobierno y también de las oficinas de la Secretaría del Transporte”.

Expuso que esta postura negligente de la autoridad, en el que no los ve ni los oye, los orilló a la toma de unidades del metrobús, en el cruce de la fuente de la China Poblana, como forma de presionar, pero tampoco hubo reacción de las autoridades.

Ante “el berrinche” del gobierno de Puebla dijo que a los transportistas no les queda más camino que la movilización social, con el respaldo de otras organizaciones sociales, campesinas y sindicales.

Refirió que durante dos meses han solicitado reunirse con las autoridades del estado para que les explicaran el proyecto del nuevo sistema de transporte en Puebla, sin que hasta el momento haya respuesta alguna, por lo que manifestó que continúa la incertidumbre entre los transportistas de si conservarán su trabajo a partir de la puesta en marcha del metrobús sobre la avenida 11 Norte–Sur.

“Estamos preocupados, porque mientras se da el banderazo de inicio de las obras para la segunda línea del metrobús, con la liberación de un crédito de 2 mil millones de pesos por parte de Banobras, a los transportistas se nos oculta el proyecto”, comentó a los reporteros.

En ese sentido, el declarante demandó al gobierno estatal que antes de echar a andar un proyecto de esta magnitud debe consultar a la población.

“También estamos exigiendo que el gobierno realice una consulta ciudadana al pueblo para saber si es viable el proyecto, como lo marca la Ley de Planeación para el Desarrollo del Estado de Puebla”, argumentó.

En resumen, el vocero de la Asamblea Permanente del Transporte dijo que los transportistas afectados directamente están pidiendo que la concesión no se les revoque, mientras que los agraviados de forma indirecta solicitan incorporarse al metrobús como unidades alimentadoras, que impida la monopolización del servicio.