En materia de temperatura el futuro es catastrófico, afirma investigador de la UDLAP

Polioptro Martínez Austria, catedrático de la Universidad de las Américas Puebla realizó un estudio con el Desert Research Institute (DRI) y Nevada State College ■ Foto Cortesía de la UDLAP

Si seguimos como vamos, el futuro previsible es catastrófico; estaríamos esperando que a finales de siglo la temperatura promedio haya subido cuatro o cinco grados y si hoy se registran temperaturas de más de 40 grados en ciertas partes en el mundo, las tasas de muertes e ingresos a hospitales ligados al calor serían inconmensurables, explicó Polioptro Martínez Austria, catedrático de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), tras realizar un estudio con el Desert Research Institute (DRI) y Nevada State College.

Al analizar las ondas de calor en la misma zona climática que comparte México a través del Desierto de Sonora con Estado Unidos en el Desierto del Mojave, un grupo de investigadores de la UDLAP encontró una correlación sumamente alta entre el incremento de las temperaturas y la mortalidad. Sin embargo, no se tuvieron estadísticas sobre morbilidad, es decir personas que entran a los hospitales por consecuencias del calor, pero no mueren, así que no entran en los registros de mortalidad; pues los de morbilidad simplemente no existen en México.

La investigación interesó a sus similares del Desert Research Institute para elaborar un nuevo estudio, sobre los efectos de las ondas de calor en una misma zona: Las Vegas en los últimos 10 años. A decir del profesor de Ingeniería Civil y Ambiental de la UDLAP, este estudio demuestra que el planeta atraviesa por dos grandes problemas relacionados al incremento del calor: el aumento en grados y la prolongación de días de las ondas de calor.


Los resultados se pueden leer en link.springer.com/article/10.1007%2Fs13762019023579.