En julio se registró la canícula más aguda desde 1941: Alberto Jiménez Merino

Miles de hectáreas de cultivos se perdieron en Puebla debido a la falta de lluvias, algunos campesinos atribuyen este comportamiento del clima al uso de dispositivos sónicos antigranizo que activan tanto Volkswagen como Audi de México para evitar que sus vehículos nuevos sean dañados.

Al respecto, el gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Alberto Jiménez Merino, rechazó culpar a los cañones de la ausencia de precipitaciones pluviales, pero tampoco avaló su uso.

Se mantuvo en el intermedio indicando que al menos en su experiencia, al utilizar en el año 2006 estos dispositivos en Cuyuaco, no se detectó daño en los campos de cultivo.


“No encontramos un efecto visible y fuimos a hasta las parcelas de las personas y atendimos todos sus requerimientos”, indicó a La Jornada de Oriente tras participar en un foro realizado en Tecali de Herrera.

Lo que sí comentó Jiménez Merino, es que con base en registros de la Conagua, desde 1941 no se registraba una canícula tan intensa en el estado de Puebla.

En tanto que desde el año 2005, no se había presentado un mes de julio tan seco como el que recién concluyó, cuando el déficit de agua fue de 90 milímetros.

El funcionario se mostró cauteloso para no atribuir ni a los cañones ni a la canícula las afectaciones en cosechas de temporal debido a que no tuvieron agua suficiente en su pleno desarrollo.

También especificó que Conagua no tiene ninguna injerencia en el uso de los dispositivos sónicos antigranizo, debido a que no existe una normatividad federal al respecto.

La dependencia tampoco ha sido convocada para participar en las pláticas que sostiene el gobierno del estado con los afectados y la armadora germana, a fin de que personal de la comisión pueda exponer los registros sobre el comportamiento del clima.

Asimismo, Alberto Jiménez Merino negó que tengan comunicación alguna con Volkswagen de México para determinar la activación de los cañones.

Cabe recordar que en conferencia de prensa ofrecida el 13 de agosto pasado, Julio Marín Leal, gerente de Gestión Ambiental, Sustentabilidad y Sistemas de Gestión de la planta alemana, sostuvo que los aparatos son manejados por un grupo multifuncional que está conformado por biólogos, un ingeniero ambiental y un meteorólogo que están en constante comunicación con Conagua.

Sin embargo, el gerente estatal desmintió relación alguna con la empresa para la activación de los dispositivos.

“No, no tenemos ninguna comunicación a ese respecto. No porque no tenemos injerencia por no tener normatividad establecida”, concluyó.