En el foro del Karuzo se escuchará el talento y la sensibilidad del cantautor David Haro

Este 14 de junio se presentará el David Haro intérprete de guitarra que se caracteriza por su “pulsada hecha con técnica y corazón, textos pulcros, hondos, y una voz llena de matices y recursos melódicos” ■ Foto Internet

Uno de los más importantes compositores e intérpretes de la canción mexicana contemporánea afincada en la tradición popular veracruzana, David Haro (Jaltipan de Morelos, Veracruz, 1951), ofrecerá un concierto en Puebla en el foro alternativo –quizá el único en el Centro Histórico–, del Karuzo ubicado en la calle 11 Oriente número 218.

Este 14 de junio, con un cupo limitado a 70 personas, se presentará el músico intérprete de guitarra que se caracteriza por su “pulsada hecha con técnica y corazón, textos pulcros, hondos, y una voz llena de matices y recursos melódicos”.

Como anota la encargada del Karuzo Itzell Sánchez mediante un breve boletín informativo, “son escasas las oportunidades de escuchar” a David Haro en directo, por lo que no se puede dejar pasar este concierto.


Antecedido por Gareli Ramírez y con un costo previo de entrada de 160 pesos y 200 pesos el día del concierto, el músico veracruzano interpretará temas de temas significativos como Ariles del campanario, Mozambique, Esa tu piel de cobre, Veracruz o Pienso en ti, los cuales han sido entrepretados por cantantes reconocidos como Eugenia León, Lila Downs, Alejandra Robles, Susana Harp o Willie Colón. Asimismo, podrán escucharse temas incluidos en producciones como Es al sur o el más reciente titulado BocArriba.

David Haro Nava compuso sus primeras canciones a la edad de 8 años. Escribía historias acerca de sus mascotas. De niño era introvertido y un día su padre José Darío Haro Toledo le preguntó si quería aprender a tocar la guitarra, a lo que contestó que sí, descubriendo el instrumento que le serviría como medio de comunicación y apoyo para el desarrollo de su inesperada vocación.

Toda su familia ha sido aficionada a la música. A su padre le gustaba escuchar música y su mamá Casta Nava Trujillo disfrutaba cantando tangos y boleros mientras cocinaba. A la hora de la cena los abuelos contaban historias familiares.

A finales de los años 60 del siglo anterior viajó a la Ciudad de México con un paquete de canciones para promoverlas. Acudió a una editora de música y ahí entró en contacto con intérpretes que llegaban a buscar material para sus nuevas producciones discográficas. A mediados de los 70 fue invitado a representar a México en el Festival Internacional de la Canción en Perú, donde ganó el primer lugar con la canción Latinoamericano.

Sobre sus canciones, David Haro ha descrito que su temática versa sobre “la identidad del hombre, su ideología, su imaginación, su fe, del amor, de la discontinuidad del ser y de dios”.

Su proceso creativo se desarrolla al mover ideas y tocar la guitarra. Sus canciones son vivencias, pero tiene que encontrar la forma de transformarlas en canción. “Las musas se dejan ver y dejan algo que inspira: sonrisa, mirada…”

Ha obtenido innumerables reconocimientos como el Premio del Festival Internacional de la Primavera, en la ciudad de Trujillo, Perú, en 1975; La AMPRYT lo galardonó con el Calendario Azteca de Oro, como la Revelación Masculina en 1980; y en el año de 1981, fue la Revelación Masculina del Festival OTI. Además, ha participado en los festivales Internacional Afrocaribeño, Del Fuego Nuevo, Internacional por los Derechos Humanos en Guatemala e Internacional de Guitarra, en San Miguel de Allende, Guanajuato, entre otros.