En Brasil bomberos son condenados a prisión por incendio en una discoteca en el que murieron 242 personas

La Justicia militar brasileña condenó hoy a dos integrantes del cuerpo de bomberos del estado de Río Grande do Sul por responsabilidad en el trágico incendio en la discoteca Kiss, de la ciudad de Santa Maria, en el que murieron 242 personas en enero de 2013.

El teniente coronel retirado Moisés Fuch, ex comandante del Cuerpo de Bomberos de Santa María, y el capitán Alex da Rocha Camilo fueron condenados a un año de cárcel por haber autorizado que la discoteca abriera sus puertas, pese a que el lugar no cumplía con las exigencias de prevención de incendio.

Otros seis bomberos que estaban en el banquillo de acusados fueron absueltos, aunque -así como Fuchs y Camilo- siguen enfrentando un juicio penal en una corte civil.


El proceso penal alcanza además a los dos propietarios de la discoteca Kiss y a dos integrantes del grupo musical Gurizada Fandangueira, que se presentaba en el lugar y que causó el inicio del incendio al lanzar una bengala que hizo prender fuego a la cobertura del techo.

El incendio ocurrió en la madrugada del 27 de enero de 2013, cuando en la discoteca había centenares de jóvenes estudiantes universitarios, de los cuales murieron 242.

Las investigaciones policiales afirmaron que la bengala lanzada por uno de los integrantes del grupo musical prendió fuego a la espuma utilizada como aislamiento acústico. Además, revelaron que la tragedia fue agravada por otros factores, como problemas en los extintores de incendio y ausencia de salidas de emergencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con in