En 2015 hubo 18 mil embarazos en adolescentes en Puebla: Odesyr

En Puebla se registraron 18 mil embarazos no deseados en adolescentes en 2015, además de que las campañas de prevención que el gobierno estatal ha impulsado no incluyen un marco de derechos humanos, lo que demuestra que este problema no es una prioridad en el sistema de salud pública, informó Vianeth Rojas Arenas, integrante del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr).

En una entrevista, explicó que desde que el Partido Acción Nacional (PAN) ocupó el poder de la presidencia de la República Mexicana en el año 2000, las campañas de planificación familiar fueron abandonadas debido a la moral conservadora de este grupo político.

De acuerdo con el resumen ejecutivo de la Estrategia Nacional de Prevención de Embarazo en Adolescentes, impulsada en enero de 2015, a nivel nacional hay 22.4 millones de adolescentes y “la proporción de población de 12 a 19 años que ha iniciado su vida sexual pasó de 15 por ciento en 2006 a 23 por ciento en 2012”.


En el caso de Puebla, Vianeth Rojas dijo que el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas adoptó la estrategia nacional bajo el programa estatal En Buen Plan Abraza tus Sueños.

Aseguró, sin embargo, que este plan local no se planeó bajo el esquema federal, es decir, integrado por expertos y organizaciones civiles, cuyos monitoreos y evaluaciones de las estrategias de prevención sirvieran para reducir los embarazos no deseados en adolescentes.

Además, agregó, el programa “En Buen Plan” no está enfocado a abordar la educación sexual de los jóvenes, sino que incluye temas como bullying, drogadicción, alcoholismo y tabaquismo, lo que hace que la prevención de embarazos pierda de vista su objetivo.

Al respecto, refirió que para realizar una campaña dentro de los derechos humanos se necesita de una gran inversión económica, cosa que no sucede en este gobierno ya que el presupuesto destinado no alcanza para contratar a promotores de planificación familiar.

Agregó que uno de los puntos relevantes en este tema es que los embarazos en menores de edad son una consecuencia de la violencia sexual, puesto que muchas veces las jóvenes son orilladas o presionadas a tener relaciones sexuales sin su consentimiento.

Mencionó que en Puebla la tasa de embarazos en menores de 14 años de edad es del 2.6 por ciento; sin embargo, ni los padres de familia, la niña embarazada o los médicos saben que el Código Penal del estado considera los abortos en estos casos, debido a que las relaciones sexuales con menores de esa edad son consideras violaciones.

“La política pública de prevención en embarazos en adolescentes no es un sistema amigable, además de que no es prioridad para el gobierno porque los jóvenes de estas edades no generan votos. Se debería considerar que el desarrollo social no sólo se traduce en nuevo concreto en las calles”, puntualizó.

De acuerdo con la cifra dada a conocer por la Secretaría de Salud, añadió, una de cada tres jóvenes no utilizó un método anticonceptivo durante su primera relación sexual. En 51 por ciento de lo casos, los hombres consiguen el método, 43 por ciento de los adolescentes lo busca en pareja y 6 por ciento de las adolescentes lo buscan solas.